:)

Negocios

Aranceles de Trump violan disposiciones del TLCAN y la OMC

Los tratados prohíben que aplique o aumente tarifas sin justificación ni consulta

Publicado

on

Trump Aranceles

La periodista Lourdes Mendoza apuntó que el cumplimiento de las amenazas de Donald Trump de implementar aranceles del 5% a las importaciones mexicanas a Estados Unidos son violatorias de los artículos 301 y 302 del actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y los artículos uno y dos de lo dispuesto por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Esto debido a que las especificaciones del TLCAN establecen en el artículo 301 que cada una de las partes, en este caso México, Estados Unidos y Canadá, deberán otorgar “trato nacional a los bienes de otra parte” y especifica que debe otorgar

“Un trato no menos favorable que el trato más favorable que dicho estado o provincia conceda a cualesquiera bienes similares, competidores directos o sustitutos, según el caso, de la Parte de la cual sea integrante”.

Además, el TLCAN es muy preciso en lo referente a las aplicaciones arancelarias entre los países que forman parte del tratado, afirmando que “ninguna de las Partes podrá incrementar ningún arancel aduanero existente, ni adoptar ningún arancel nuevo, sobre bienes originarios”.

Incluso expresa que “cada una de las Partes eliminará progresivamente sus aranceles aduaneros sobre bienes originarios” con lo que no sólo no permite el aumento de dichas tarifas, sino que debe suprimirlas.

Aunque sí abre una ventana a la posibilidad de aumentar o implementar nuevos aranceles, es muy claro al especificar que sólo se podrán aplicar “siempre y cuando tales medidas no tengan efectos comerciales restrictivos sobre las importaciones”.

Y aún así, advierte que la Parte que quiera implementar nuevos aranceles “realizará consultas para revisar la administración de
dichas medidas”.

Por otra parte, la OMC, que forma parte importante del sistema multilateral de comercio al cual pertenecen ambas naciones, establece que debe existir un trato sin discriminaciones, es decir, en caso de que se establezca la medida arancelaria del 5%, el mandatario estadounidense estaría quebrantando dicho tratado.

También se establece que debe existir un trato igual tanto para nacionales como extranjeros, por lo que de levantar la medida a México lo estaría vulnerando, pues se pretende que el comercio se haga más libre, reduciendo aranceles, no aumentándolos, sobre todo cuando se trata de un país en vías de desarrollo.

“Todo Miembro que considere que una ventaja resultante para él del GATT de 1994 (tratado del OMC), se halla anulada o menoscabada como consecuencia de: 1) incumplimiento de los términos o condiciones de una exención por el Miembro a la que ésta ha sido concedida, 2) la aplicación de una medida compatible con los términos y condiciones de la exención”.

Por lo que no solamente iría contra el tratado, sino que debería quedar anulada su intención arancelaria.

Sin embargo, Estados Unidos tiene legislaciones que permiten a Trump aplicar el arancel de 5% cada mes, tal como él lo ha anunciado el pasado jueves.

Por una parte, la Ley de los Poderes Económicos de la Emergencia Internacional (IEEPA por sus siglas en inglés), la cual le otorga facultades para enfrentar cualquier amenaza extraordinaria a la seguridad nacional, a la política exterior o a la economía que se origine en el extranjero cuando el presidente declare una Emergencia Nacional.

Entre las facultades que Trump adquiere están las de investigar, regular o prohibir transacciones de intercambio con el extranjero; transferencias de crédito o pagos de instituciones bancarias, en tanto estos intercambios involucren intereses de otro país; e importaciones o exportaciones divisas o valores por cualquier persona o con respecto a cualquier propiedad que esté sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos.

Además, la Ley de Emergencias Nacionales (NEA por sus siglas en inglés), lo autoriza para proclamar una Emergencia Nacional, siempre y cuando la envíe de manera inmediata al Congreso la proclamación y publicarla en el Registro Federal y especifique las provisiones de la Ley bajo las cuales él y otras autoridades actuarán.

De esta manera, Trump se vio facultado para declarar una Emergencia Nacional con base en la cual aplicará un arancel del 5% que subirá gradualmente cada mes, representando un aumento del 10% en julio, del 15% en agosto y así sucesivamente hasta que el gobierno de Estados Unidos considere que México hizo lo necesario para frenar la crisis migratoria que, asegura, amenaza su país.

Estas legislaciones han sido fuertemente señaladas por académicos norteamericanos, como es el caso de la profesora Jenniffer Hillman, quien imparte clases de Derecho en el Centro de Derecho de la Universidad de Georgetown.

FI/JN

ES DE INTERÉS |

Ratificación de T-MEC se retrasaría por aranceles: Goldman Sachs

Publicidad
Publicidad