:)

Negocios

Didi se retira de Wall Street ante normativa contra firmas extranjeras

Antes de esta decisión estadounidense, el grupo chino ya estaba bajo presión de Pekín para dejar de cotizar en Wall Street

Publicado

on

Foto: Especial

El gigante chino de reservas de vehículos con conductor (VTC), Didi Chuxing, dejará de cotizar en Nueva York, poco después de la adopción de una normativa del regulador bursátil estadounidense para poder retirar firmas extranjeras.

Antes de esta decisión estadounidense, el grupo chino ya estaba bajo presión de Pekín para dejar de cotizar en Wall Street en medio de la campaña regulatoria contra los gigantes de internet como Alibaba o Tencent y su creciente influencia en la vida de los consumidores.

“Tras cuidadosas consideraciones, (Didi) comenzará el proceso de retirarse de la bolsa de Nueva York desde hoy y comenzará las preparaciones para cotizar en Hong Kong”, indicó la compañía en un comunicado.

Antes, las autoridades reguladoras del mercado en Estados Unidos anunciaron la adopción de una enmienda a su reglamento que les permite sacar de cotización a firmas cuyas cuentas no sean analizadas por auditores autorizados, algo que ocurre con todas las firmas chinas en Wall Street.

La compañía de reservas de VTC, con presencia en varios países latinoamericanos como Brasil, México, Argentina, Colombia o Chile, protagonizó en junio la mayor entrada de una empresa china en Wall Street desde Alibaba en 2014.

Pero los 4 mil 400 millones de dólares recaudados entonces quedaron rápidamente ensombrecidos por una investigación lanzada días después por las autoridades chinas sobre cuestiones de ciberseguridad.

LEER MÁS: Perfila México disputa contra EUA si da luz verde a iniciativa de autos eléctricos

La compañía se ha visto castigada por la estrategia de Pekín para limitar el poder de las compañías tecnológicas. En julio, las autoridades retiraron 25 de sus aplicaciones y realizaron inspecciones en sus oficinas por temores sobre la “seguridad nacional”.

Didi asegura que su aplicación tiene más de 15 millones de conductores y casi 500 millones de usuarios. Su servicio suele ser la forma más rápida y fácil de pedir un VTC en las densas ciudades chinas.