:)

Negocios

Empresa de EEUU condenada por importar madera ilegal de la Amazonía

Global Plywood no especificaba la procedencia de su material

Publicado

on

empresa madera amazonia
Foto: Especial

Washington, Estados Unidos.- Una empresa de Estados Unidos fue condenada a pagar 200 mil dólares a Perú por importar madera extraída ilegalmente de la Amazonía peruana, informaron el viernes autoridades estadounidenses.

Global Plywood and Lumber Trading LLC, con sede en Nevada y operada desde California, se declaró culpable ante un tribunal federal en Washington de violar la Ley Lacey, que prohíbe comerciar madera sin identificar su procedencia.

“La empresa admitió que no tuvo el debido cuidado cuando importó madera de origen ilegal de la Amazonía peruana a Estados Unidos”, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

Según la fiscalía, en agosto de 2015 Global Plywood compró unos 1.135 metros cúbicos de madera de tres proveedores peruanos. 

Entérate: GM alista paros técnicos en México por falta de semiconductores

La carga, que incluía especies de virola de la región amazónica de Loreto, llegó el 27 de septiembre de 2015 a bordo del buque Yacu Kallpa a Houston, donde fue incautada por funcionarios aduaneros.

La investigación posterior reveló que cerca del 92% de la madera importada había sido talada o transportada ilegalmente, señaló el Departamento de Justicia, que realizó la pesquisa con colaboración de las autoridades peruanas.

Global Plywood, que se disolvió en 2017, reconoció que no revisó las guías forestales ni los permisos de importación, ni tampoco verificó si había irregularidades, señaló la fiscalía.

Por ese motivo, el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia condenó el viernes a la empresa a pagar 200 mil dólares en restitución al ministerio de Ambiente de Perú, así como una multa de 5 mil dólares. 

Perú fue sacudido en noviembre de 2017 por el escándalo del Yacu Kallpa, cuando la ONG Global Witness reveló que grandes exportadores de madera de la Amazonía peruana habían hecho millonarios envíos a México y Estados Unidos a sabiendas de que su origen no era necesariamente legal.

EC