:)

Negocios

Empresas de EUA piden a Biden negociaciones comerciales con China

Piden que retire aranceles impuestos por Donald Trump

Publicado

on

biden china empresas
Foto: Especial

Washington, Estados Unidos.- Empresas estadounidenses de negocios instaron al gobierno del presidente Joe Biden a reanudar negociaciones comerciales con China para reducir los aranceles que impuso su antecesor Donald Trump a bienes chinos.

Los grupos, que abarcan desde productores de patatas a fabricantes de chips o la industria farmacéutica, dijeron en una carta fechada el jueves que Washington debe tomar “rápidas medidas” para las “pesadas” tarifas aduaneras.

“Debido a las tarifas aduaneras, las industrias estadounidenses enfrentan mayores costos para fabricar sus productos a nivel nacional lo que hace menos competitivas a las exportaciones”, dice la misiva dirigida a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen y al Representante Comercial de Estados Unidos, a la que accedió la AFP.

Entérate: Microsoft exigirá vacunación a sus empleados en medio de lento regreso a las oficinas

“A medida que realizamos inversiones históricas en infraestructura y reconstruimos [nuestra economía], realizamos una sólida revisión estratégica de nuestra relación económica con China para crear una política eficaz que genere resultados para los trabajadores, los agricultores y las comunidades”, dijo a la AFP Adam Hodge, portavoz del representante comercial.

Dio a entender que el gobierno no considera de momento aligerar los aranceles a las importaciones chinas.

Las empresas firmantes de la carta pidieron también trabajar con China para asegurarse que respete los compromisos asumidos en la tregua comercial con el gobierno de Trump cerrada a comienzos de 2020.

El acuerdo mantuvo las tarifas aduaneras impuestas a bienes chinos importados por 360 mil millones de dólares.

Pekín, a su vez, se había a comprometido a aumentar sus compras de productos estadounidenses a fin de reequilibrar la balanza comercial bilateral.

En contrapartida el tratado no consiguió resolver los problemas que inquietan a los fabricantes de Estados Unidos; entre ellos los subsidios chinos a industrias estratégicas, como la de los chips y autos eléctricos.

EC