Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Exportación y producción de autos de México aumentan en marzo

Un 80% de las exportaciones de automóviles tienen como destino EUA y Canadá…

Foto: Omar Martínez

MÉXICO, MÉXICO.- La producción y exportación de automóviles de México aumentó en marzo, informó el viernes el oficial Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mientras Estados Unidos amenaza con imponer nuevos aranceles a este sector.

El mes pasado se produjeron 346 mil 873 unidades en las armadoras, lo que representó un aumento de 4.7% con respecto al mismo periodo del año pasado.

En tanto, las exportaciones también se elevaron al sumar 323 mil 631 automóviles, un crecimiento de 1.96% frente a marzo del 2018, precisó INEGI.

El presidente estadounidense Donald Trump provocó revuelo en sectores políticos y empresariales el viernes pasado al advertir a México que cerraría la frontera común -una de las más dinámicas del mundo, con una circulación diaria de 1.700 millones de dólares en bienes- si no detenía a los migrantes que se dirigen hacia Estados Unidos.

El jueves, Trump suavizó su postura, pero amenazó a México con imponer aranceles del 25% a sus vehículos si no frena el narcotráfico en la frontera dentro de un año, sin aclarar si la contención de los inmigrantes indocumentados también tenía ese plazo.

Un 80% de las exportaciones de automóviles fabricados en México, que es un importante pilar de la producción manufacturera, tienen como destino Estados Unidos y Canadá.

Los tres países renegociaron el año pasado su tratado de libre comercio por iniciativa de Trump, quien calificó el anterior como “el peor acuerdo jamás firmado por su país”.

El nuevo pacto, que aún debe ser ratificado por los Congresos de los tres países, incluyó un aumento en la proporción mínima de partes de automóviles que deben ser elaboradas en Norteamérica, así como la exigencia de que entre 40% y 45% de dichas partes sean fabricadas en zonas con salarios altos.

Expertos coinciden en que estos nuevos términos tenderán a beneficiar en los próximos años a la industria automotriz estadounidense en desmedro de la mexicana.