:)

Negocios

Falta infraestructura para certificar todos los productos compostables: Expertos

Destacan que la Norma Mexicana de plásticos es un gran logro, pero falta mucho por hacer

Publicado

on

Pese a destacar que contar que el contar con la Norma Mexicana NMX-E-273-NYCE-2019 de Industria del plástico- Plásticos compostables, es un gran logro, expertos coincidieron en que México no cuenta con infraestructura suficiente para evaluar y certificar todos los productos etiquetados como compostables.

Durante la celebración del quinto Congreso Técnico “Tratamiento de residuos plásticos: valorización a partir del tipo de reciclaje”, organizado por la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), Gloria Marbán, del organismo Normalización y Certificación NYCE, detalló que la propuesta de desarrollar dicha norma fue de la industria del plástico derivado a las necesidades del sector.

Al respecto, enfatizó que lograr tener una norma es la base técnica para demostrar que los productos que se ostentan como compostables en realidad sí lo sean, sin embargo, reconoció falta mucho por hacer, pues cada producto tiene una composición y degradación diferente y los laboratorios podrían no ser suficientes.

Tampoco se cuenta con la infraestructura para la separación, gestión y disposición de los compostables para dar cumplimiento a la NMX.

“Es un proceso largo acreditarse, evaluar los productos compostables, de acuerdo con la Norma Mexicana que es equivalente a una norma internacional o similar a una norma europea que es para plásticos compostables, nos lleva hasta nueve meses dependiendo de la cantidad de productos y decimos ¿cuántos organismo y laboratorios serán suficientes para hacer la evaluación de todos los productos?”, detalló Marbán.

Asimismo, llamó a promover la investigación en México porque las condiciones de las plantas de composta, de los vertederos y de los rellenos sanitarios de otros países son muy diferentes, enfatizo en que se debe trabajar en la disposición y manejo de los residuos.

En su intervención Alethia Vázquez, de la UAM-Azcapotzalco, señaló que respecto a la parte técnica de la evaluación de los materiales aunque se está desarrollando capacidad, todavía es insuficiente para el tamaño del mercado mexicano, tomando en cuenta que la prueba que se plantea en la NMX es compleja y tiene un costo elevado, lo cual deja fuera a MiPyMES y proyectos de emprendedurismo, que difícilmente tendrán acceso a la misma.

Mientras que, para el manejo de residuos en México no se cuenta con un sistema de gestión para poder dar el destino adecuado a los mismos, y en lo que respecta a las 143 plantas de composteo son insuficientes para los 2,458 municipios a nivel nacional, por lo que, falta mucho por hacer en la materia y poder dar viabilidad y utilidad a la NMX-E-273-NYCE-2019, detalló Vázquez.

Por su parte, José del Cueto de CADESA, señaló que la certificación de productos compostables lleva un tiempo estimado de hasta nueve meses además de un costo considerable, asimismo, no es homogénea a nivel nacional pues aunque en la CDMX se han hecho grandes avances, en otros estados no hay infraestructura de separación y la recolección de residuos es escaso o no lo hay, por lo que, hay un desbalance.

Agregó que el tema de la certificación apenas se está iniciando y son muchas empresas que quieren certificarse, aunado a que se siguen haciendo diversas normas para el mismo fin sin enfocarse en una, porque incluso la CDMX quiere su propio sello de compostable.

En el evento virtual también participaron Aldimir Torres Arenas, presidente de la ANIPAC; Gabriel Catino, de POLYMAT; Mario Loza, del CIATEQ; Rubén Saldívar y Adriana Espinoza, del CIQA; Fernando Pérez Vas y Mario Sánchez, de BASF; y Gerardo Rivera, del Centro Empresarial del Plástico quienes hablaron sobre la filosofía del reciclaje, del reciclaje mecánico y químico, de los aditivos aplicables para el reciclaje, de la diferenciación entre bioplásticos y de los retos en el reciclado de bioplásticos.