:)

Negocios

Financiamiento verde: por qué hablar de economía con perspectiva climática

Cuál es el rol de los diferentes actores de la sociedad en el combate del calentamiento global

Publicado

on

financiamiento verde

Mientras los gobiernos del mundo han centrado su atención en la pandemia de Covid-19, ha quedado en segundo plano otra emergencia que desde hace años causa estragos en el planeta: el cambio climático.

Por tal razón, y aunque a que no se deben desatender en ningún momento los efectos del nuevo coronavirus, es menester de la sociedad involucrarse en el tema medioambiental y buscar que las decisiones que sus gobiernos adopten no dejen de lado las perspectivas de sostenibilidad y sustentabilidad que podrían ayudar a mitigar los efectos del calentamiento global, pese a su lamentable naturaleza irreversible.

Fue con estas ideas en mente que este 18 y 19 de noviembre, un par de días antes de la cumbre del G20, la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable en México (GIZ, por sus siglas en alemán) realizó un foro en el cual convocó a expertos, representantes gubernamentales e integrantes de asociaciones civiles para hablar del llamado “financiamiento verde incluyente”.

Los gobiernos subnacionales y el medioambiente

Desde esta perspectiva, Yuriana González, Asesora Técnica Alianza Mexicana Alemana de Cambio Climático, explicó la importancia de que los llamados gobiernos subnacionales (es decir, a niveles estatales e incluso municipales) se involucren en la búsqueda de este tipo de fondos.

González detalló que, de acuerdo con el artículo 17 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, las entidades federativas y sus esferas no pueden contratar, directa o indirectamente, obligaciones con empresas extranjeras.

Por tal razón, su involucramiento requiere de interacción con otros actores, principalmente empresas privadas locales y asociaciones; además de promover la legislación de nuevas normas para la creación de fondos medioambientales.

Y es que, para la especialista, aunque la mayor parte de los financiamientos se obtienen desde el sector privado, es la convocatoria de los actores públicos a nivel estatal o municipal lo que más puede atraer las inversiones y generar en este espectro un área de oportunidad.

La ayuda de los expertos

Es desde esta arista que otro elemento clave sale a relucir: los economistas. El financiamiento climático no sólo requiere de la obtención de recursos para destinar en paneles solares, la creación de ciclovías o alumbrado sostenible, entre otras medidas que un ayuntamiento puede adoptar.

También hace falta tener trazada una línea de planeación, para garantizar que los recursos obtenidos se distribuyan de manera óptima en la inversión verde.

Para hablar de la llamada Taxonomía del financiamiento verde, Mariuz Calvet, Directora de Sustentabilidad e inversión responsable en Grupo Banorte, señaló que, para lograr esto, los actores del financiamiento verde requieren de un asesoramiento financiero por parte de expertos en la materia.

Esto, explica, porque los involucrados en la materia medioambiental saben qué se tiene y qué hace falta en las comunidades para optimizar las huellas climáticas que dejan; pero no son expertos en economía, y requieren de apoyo para trazar planes de distribución a recursos a largo plazo, que eviten una “merma” financiera.

Por su parte, Juan Carlos Jiménez, Director General de ABM, explicó que el término Taxonomía del financiamiento verde podría entenderse como una medición o clasificación dela actividad económica en el ámbito de la sustentabilidad.

Sobre esto, explicó que ante el creciente interés de los inversores por involucrarse en el “mundo verde”, algo imprescindible para que se animen a participar y generar es tener una certidumbre de qué es lo que se etiqueta como verde; es decir, qué proyectos son realmente sostenibles, y, por tanto, se podrían calificar como activos verdes.

Dado que existen ya varias taxonomías verdes en el mundo, los expertos convinieron que la mejor estrategia es que, en sus clasificaciones, México se ajuste a las de otras naciones, con la perspectiva de que el Gobierno y las empresas puedan acceder a financiamientos que comprendan actores económicos de otros países.

El compromiso medioambiental

El Gobierno de México, más que como un compromiso solidario, tiene, como uno de los países megadiversos en el mundo, la obligación de meterse de lleno en el mundo de los proyectos medioambientales.

Por ello, al tiempo que el presidente Andrés Manuel López Obrador se preparaba para participar en la decimoquinta Cumbre del G20, Claudia Alejandra Octaviano, Coordinación General de Mitigación del Cambio Climático – Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) y Gloria Cuevas, Directora de Análisis Ambiental, Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), también estuvieron presentes en el foro.

Las ponentes hablaron de las principales actualizaciones de las metas nacionales ante el cambio climático, desde donde lamentaron que la situación es complicada, pero reiteraron que existen muchas áreas de oportunidad.

Principalmente, las funcionarias ahondaron en el desarrollo de la gestión de riesgos y fomentar la inversión para desastres para los próximos años.

“Nos ha faltado financiamiento para la adopción de medidas sostenibles”, aceptó Gloria Cuevas.

Por ello, sugirieron que a niveles subnacionales, los gobiernos destinen los recursos derivados de impuestos ambientales (tenencia de automóviles, por ejemplo), justo en un fondo

EC