Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Gobierno da 5 mil mdd a Pemex para refinanciar deuda

Con ello se busca fortalecer la estabilidad financiera de Pemex y mejorar su rentabilidad…

Foto: Internet

El gobierno de México hará una aportación patrimonial por un monto en moneda nacional equivalente a cinco mil millones de dólares a Petróleos Mexicanos (Pemex), sin que ello tenga impacto en la deuda pública.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que esta acción es parte de los esfuerzos del gobierno para fortalecer la estabilidad financiera de Pemex y mejorar su rentabilidad y contribución estratégica de largo plazo a la economía mexicana.

La aportación patrimonial será fondeada con los activos financieros depositados en la Tesorería de la Federación, detalló la dependencia encargada de las finanzas públicas del país.

En un comunicado señaló que Pemex usará estos fondos para reducir su endeudamiento acompañado con medidas que la empresa anunciará próximamente para reducir la deuda y manejar su perfil de vencimientos.

La compañía estará dando detalles de la transacción a su debido tiempo, precisó la secretaría de Hacienda.

Aseguró que la aportación patrimonial no tendrá impacto en la deuda neta del sector público de México o en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, los cuales son el indicador más amplio de la deuda neta del sector público.

Lee también: Pemex a un paso del grado especulativo, advierte Moody’s

La SHCP reafirmó su compromiso con la disciplina fiscal y estabilidad macroeconómica soportada por la formulación de políticas prudentes.

Estamos seguros que esta aportación patrimonial y la posterior reducción en las obligaciones financieras de Pemex fortalecerán a la empresa”, puntualizó.

La compañía está en la mira de calificadoras crediticias pues carga una pesada deuda de 104 mil 400 millones de dólares. En enero, Fitch rebajó dos peldaños su calificación mientras que S&P degradó a negativa su perspectiva.

El gobierno anterior, de Enrique Peña Nieto, buscó revertir este declive con una reforma en 2013 que abrió el sector energético local a la inversión privada, tras más de 70 años de monopolio estatal, y promoviendo la licitación de más de 100 campos petroleros.

Pero el gobierno de López Obrador, que asumió en diciembre, considera la reforma “una farsa” y se ha propuesto rescatar a la compañía.

A mediados de julio, el gobierno dijo que impulsará a la petrolera con una reducción de su carga fiscal y la inyección de capital, como parte de un plan de negocios que ha estado bajo el ojo de los mercados.

(Con información de AFP y  Notimex). AT