:)

Negocios

Goldman Sachs demanda a CFE pago de 400 mdd

La estatal mexicana se niega a pagar

Publicado

on

El grupo financiero Goldman Sachs enfrenta una batalla contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a quien acusa de deberle 400 millones de dólares (mdd) por una transacción de gas natural que sufrió un imprevisto por la tormenta invernal que azotó a la ciudad de Texas en Febrero pasado.

De acuerdo con fuentes citadas por Bloomberg y El Financiero, la estatal mexicana “señaló a operadores cuestionables, expulsó a varios miembros de su personal e incluso insinuó que el lado que carecía de sofisticación financiera en la mencionada transacción, tal vez, era el banco de Wall Street”.

La tormenta que azotó Estados Unidos, provocó apagones cuando las turbinas eólicas y algunos oleoductos se congelaron, obligando a cerrar pozos de petróleo y gas. Mientras los proveedores de energía luchaban por conseguir combustible para cumplir con sus obligaciones, los precios se dispararon.

El dinero para pagar a Goldman Sachs podría provenir, de los hogares mexicanos, muchos de los cuales se quedaron sin electricidad en invierno, porque las autoridades de Texas cortaron las exportaciones de combustible ante la falla de su propio sistema.

Goldman había llegado a un acuerdo con CFE International, una rama de CFE. Las obligaciones del banco de inversión estaban vinculadas a un índice mensual de precios de la gasolina, mientras que la unidad de CFE estaría expuesta a las tasas diarias en ciertos centros, como el centro de Waha en el oeste de Texas.

Aunque el precio diario se multiplicó por casi 100, el precio mensual se mantuvo casi sin cambios, lo que dejó a la CFE una deuda grande.

La empresa mexicana argumenta que los comerciantes que hicieron el trato en su subsidiaria no estaban autorizados para hacerlo y que no debería tener que cumplir debido al extremo e imprevisible precio y afirmó que Goldman no logró un contrato sólido porque no obtuvo un asentimiento explícito de la empresa matriz como garante del intercambio.

Por su parte, Goldman sostiene que todo se reduce a una obligación contractual que la CFE está obligada a cumplir; asimismo, sostiene en privado que dicho intercambio se realizaba de forma rutinaria entre ambas partes,

Aunque a los expertos no les extraña que los funcionarios se muestren reacios a emitir el cheque para el banco, existe “el riesgo de convertirse en persona non grata en Wall Street, lo que complica su futuro acceso”, mientras que Goldman podría encaminarse a hacer enojar al gobierno de México, un mercado donde la firma se ha estado expandiendo.