:)

Negocios

Holanda rechaza impuestos a refrescos; busca diálogo con industria

El ministro de Salud, Paul Blochuis, apuesta por el diálogo con la industria

Publicado

on

En días recientes, el ministro de salud de Holanda, Paul Blokhuis, se pronunció en contra de introducir nuevos impuestos a bebidas azucaradas y otros productos industrializados, manifestando que la efectividad de tal medida para combatir la obesidad y un menor consumo no ha sido probado. Por el contrario, optó por el diálogo con la industria. En México, tenemos el “lado B” de este panorama.

Legisladores de Morena presentaron en el Senado una iniciativa para que el impuesto para el refresco incremente 400% al pasar de 1.2 pesos a 5 pesos por litro; mientras que el impuesto a alimentos no básicos, con una densidad calórica de 200 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos, subiría un 8 por ciento.

En los Países Bajos, Blokhuis anunció que el gravamen no llegará en el futuro cercano y en contraste, se realizaron acuerdos con empresas de alimentos para reducir los niveles de azúcar en los refresco.

Durante su sesión informativa a los parlamentarios, el funcionario apuntó que no está claro si en los países donde se ha reducido el consumo de refrescos se deba al resultado de un impuesto.

En todo el mundo, 43 países han introducido algún tipo de gravamen sobre el azúcar, incluidos 10 en la Unión Europea, pero también se han incluido otras medidas en el programa de estilo de vida saludable por parte del gobierno. Además, de acuerdo con una investigación de Holanda, el azúcar no es la única causa del sobrepeso.

Paul Blokhuis

Así lo ha manifestado también la Industria Mexicana de Bebidas (ANPRAC), quien recordó que tal y como lo menciona la OMS, la obesidad es resultado de un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las gastadas.

De acuerdo con el INEGI, 1 de cada 2 mexicanos no realizan actividad suficiente, por lo que se advierte que lo señalado por algunas autoridades mexicanas en contra de las bebidas azucaradas es una manipulación sesgada y tendenciosa.

La Agencia de las Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura (FAO) refiere que el consumo promedio diario de calorías de un adulto en México es de tres mil 260, de las cuales las bebidas saborizadas únicamente representan el 5.8 por ciento, según datos de la ANPRAC, mientras que 70.2 por ciento provienen de alimentos no envasados que han pasado por un nulo procesamiento y no están sujetos a normas regulatorias.

Por ello la ANPRAC recuerda que la industria colabora con acciones integrales y campañas nutricionales para la promoción de la salud y el bienestar, además de cumplir en tiempo y forma con la implementación del nuevo etiquetado de advertencia que dicta la Norma-051.