:)

Negocios

Impulsa IMCC a las mujeres tenderas para fortalecer la economía de México

En alianza con ProMujer crearon un programa que otorga ayuda económica a 4 mil personas y acompañamiento empresarial a más de 12 mil mujeres

Publicado

on

IMCC mujeres tenderas

La sobrevivencia de miles de negocios a cargo de mujeres como tienditas, tortillerías, peluquerías, entre otros pequeños negocios, se han visto afectados por la pandemia de coronavirus. Las mujeres, y principalmente las jefas de familia han tenido que adaptar sus vidas ante este nuevo contexto, a la par de cargar también con el incremento de las labores en el hogar, el cuidado de los hijos y otros factores que ponen en riesgo la economía no sólo familiar, sino del país.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre productividad de las micro, pequeñas y medianas empresas (Enaproce) de 2018, en México hay más de 4.1 millones de unidades económicas pertenecientes a este grupo, de las cuales 60% está liderado por mujeres.

Pro Mujer, institución que combina las microfinanzas con la salud y el empoderamiento de mujeres en situaciones vulnerables, señala que estas mujeres difícilmente cuentan con un soporte económico que les permita atenuar los efectos de la crisis, por lo que hacen un llamado para rescatarlas.

Por ello, en la búsqueda de nuevas formas para mantener sus negocios, ProMujer en alianza con Fundación Coca-Cola México y el sistema que integra la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC), crearon un programa de soporte que otorga ayuda económica a 4 mil personas y acompañamiento empresarial a través de medios digitales a más de doce mil mujeres.

Desde 2012, la Fundación Coca-Cola y la IMCC colaboran con diversas organizaciones para impulsar iniciativas en pro del empoderamiento económico de las mujeres, acciones que en la actualidad han beneficiado a más de 186 mil mujeres mexicanas.

La situación extraordinaria que ha representado el año 2020 no ha sido la excepción y la industria ha sumado esfuerzos de organizaciones de la sociedad civil y universidades con el propósito de fortalecer la economía.

Natalia Wills, representante de Pro Mujer, señala que en sus 30 años de experiencia, la organización ha comprobado que “al invertir en las mujeres 90% del beneficio tiene retorno en la familia, y esto convierte a todas las beneficiadas en agentes de cambio de gran alcance”.

Asimismo, subrayan que al brindar herramientas digitales, personales, comerciales y financieras a mujeres en situaciones precarizadas o de vulnerabilidad dentro de proyectos como este, es posible disminuir la brecha de género y al mismo tiempo impulsar el flujo económico de todo un país.