:)

Negocios

Incendio y fallas multifactoriales causaron apagón nacional

Expertos presentan informe a CFE sobre la mega falla del pasado 28 de diciembre

Publicado

on

apagón causas
Foto de contexto

El mega apagón del 28 de diciembre de 2020 que afectó a 10 millones de usuarios desde Sonora hasta Quintana Roo, fue producto de un incendio debajo de las líneas de transmisión, como originalmente lo planteó la Comisión Federal de Electricidad, pero también fue atribuido a causas multifactoriales.

Un grupo de expertos entregó un informe este lunes a la CFE de Manuel Bartlett para explicar las causas del apagón registrado en el “día de los inocente” que inició tras un incendio en un pastizal por debajo de la línea de transmisión en el municipio de Padilla a 20 kilómetros de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

“México tiene una red eléctrica de transmisión frágil, débil, que puede volver a presentar disturbios o apagones”, destacaron los investigadores.

Los resultados de las indagatorias fueron entregados a la secretaria de Energía, Rocío Nahle y al director de CFE, Manuel Barlett.

El análisis se efectuó a partir de los informes que entregó la propia empresa eléctrica.

Al respecto, Ricardo Mota Palomino, experto en el área de operación y planeación de sistemas eléctricos, encargado de presentar los resultados apuntó que la Red Nacional de Transmisión por su estructura es frágil, no es una red robusta, por eso le llaman que es la red de un sistema longitudinal y requiere de diferentes acciones para fortalecer su operación, es intrínsecamente débil.

También apuntó que actualmente el despacho que se practica privilegia las cuestiones económicas y soslaya las buenas prácticas internacionales que obligan a un despacho económico con restricciones de seguridad.

Entonces, la prueba que tenían que pasar, que era desconectarse al presentarse una falla “no la pasaron”, lo malo es que desconectaron consecuentemente 10 millones de consumidores.

Detalló que estos equipos que son perfectamente maduros y han estado trabajando por más de 25 años y que están instalados por todos lados y funcionan, pero en este caso “el cierre falló porque hubo intervención y puesta de equipos nuevos sin probar y se dejaron en forma permanente”.

Apuntó que la empresa española Acciona estaba trabajando para insertar una nueva central eólica de 200 megawatts en la primera línea que falló, “sin haber cumplido con la normatividad y seguridad vigente provocando una sobrecarga en esa línea”.