:)

Negocios

Industria pesquera más dañina para los océanos que el plástico o petróleo: documental

“Seaspiracy” advierte que aunque no entrara ni un gramo de plástico a los océanos, el ritmo actual de pesca devastaría los océanos para el 2048

Publicado

on

pesca océanos

La industrialización total de la pesca está destruyendo a gran velocidad la vida marina, a tal grado de que, aunque no entrara ni un solo gramo de plástico en los océanos a partir de hoy, esos ecosistemas se seguirán devastando, reveló el documental “Seaspiracy: La pesca insostenible”, transmitido por la plataforma Netflix.

El programa evidencia el impacto que ha ejercido el humano sobre la fauna del mar, a través de la caza de delfines, ballenas, pescado y tiburones tanto en Taiji, Japón, como en otras partes del mundo, advirtiendo que si las tendencias actuales de pesca comercial continúan, los océanos estarán vacíos para el año 2048.

La caza furtiva de la fauna a escala masiva desde 1950 está llevando a la devastación del ecosistema marino, con hasta 2.7 billones de peces capturados cada año o en todo el mundo cada año, el equivalente a 5 millones de peces por minuto.

Seaspiracy advierte que la pesca masiva es aún más perjudicial que la contaminación plástica e incluso, que los derrames de petróleo, pues destaca los enormes ‘parches’ acumulados en la “Isla de Basura” en el océano Pacífico, la cual tiene una extensión de 1.6 millones de kilómetros cuadrados de los cuales 46% corresponde a redes de pesca desechadas.

Esta basura que procede de la pesca comercial y furtiva, es más peligrosa para la vida marina que las pajillas de plástico, pues las redes están diseñada para matar.

“Las pajillas de plástico sólo representan el 0.03%  del plástico que entra en el océano”, se relata en el documental, que cuestiona el por qué las campañas antiplástico no hablan de la  pesca.

Asimismo denuncia que en muchos sitios web de las principales organizaciones marinas que luchan contra la contaminación por plásticos, estas incitan a dejar de usar todo tipo de estos productos, sin embargo, no mencionan lo que debe hacerse con los equipos de pesca.

Esto dado que los barcos dedicados a esa actividad desechan una cantidad importante de cuerdas  y redes, en donde incluso hay lugares inundados de equipos para pescar como la Isla Henderson, en el océano Pacífico.