:)

Negocios

Justicia de Canadá libera a directora financiera de Huawei tras acuerdo con EUA

La justicia estadounidense la acusó de haber mentido a un ejecutivo del banco HSBC

Publicado

on

Meng Wanzhou
Foto: Especial

La directora financiera del gigante chino Huawei, Meng Wanzhou, fue liberada este viernes de su prisión domiciliaria en Canadá en el marco de un juicio de extradición a Estados Unidos, que la acusó de fraude bancario, tras un acuerdo alcanzado entre las partes para “posponer” las diligencias.

Una jueza canadiense puso fin a los procedimientos de extradición contra Meng y ordenó el levantamiento de las condiciones de su fianza, poniendo fin a una saga legal de casi tres años. 

Poco después de su liberación, Meng tomó un vuelo con destino a la ciudad china de Shenzhen, según mostraron imágenes de la televisión canadiense.

La decisión de la presidenta adjunta de la Corte Suprema de Columbia Británica, Heather Holmes, se produjo después de que Meng llegara a un acuerdo de enjuiciamiento diferido con los fiscales estadounidenses para evitar cargos de fraude por delitos graves. 

Más temprano, un tribunal de Brooklyn (Nueva York) había dado el visto bueno al acuerdo alcanzado entre el departamento de Justicia y Meng para poner fin a este embrollo judicial que ha complicado las relaciones entre las dos potencias.

Estados Unidos propuso “posponer” hasta fines de 2022 las diligencias contra la ejecutiva de Huawei. Si antes del 1 de diciembre de 2022 no hay impugnaciones al acuerdo ni se rompe, se abandonarán todos los cargos contra ella.

LEER M´ÁS: Iglesia Católica pide perdón por tumbas de miles de indígenas en internados de Canadá

Según la abogada del gobierno estadounidense Nicole Boeckmann, Meng admitió que había desempeñado un “papel fundamental” en el esquema financiero que Huawei orquestó para poder seguir haciendo negocios con Irán y eludir las sanciones impuestas por Washington a ese país.

Con este acuerdo, se pone “fin al proceso de extradición que tiene lugar en Canadá y que de otra forma podría haber durado meses, sino años”, dijo otro letrado del gobierno, Mark J. Lesko.

Meng compareció por vídeo desde Canadá y respondió en chino a las preguntas de la jueza del Tribunal Federal de Brooklyn, Ann M. Donnellya.

Meng Wanzhou, de 49 años, hija del fundador del gigante de las telecomunicaciones Ren Zhengfei, fue detenida el 1 de diciembre de 2018 en el aeropuerto canadiense de Vancouver a pedido de Washington.

La justicia estadounidense la acusó de haber mentido a un ejecutivo del banco HSBC durante una reunión en Hong Kong en 2013 sobre los vínculos entre el grupo chino y una subsidiaria llamada Skycom que vendía equipos a Irán.

Las audiencias de extradición de Meng en Canadá habían terminado hace un mes, y el 21 de octubre la jueza que instruía el caso tenía previsto anunciar la fecha en que emitiría su veredicto.

Hasta ahora, Meng siempre había negado las acusaciones de las autoridades estadounidenses.

Asimismo, su defensa acusó reiteradamente a funcionarios canadienses y estadounidenses de “abuso” procesal, pidiendo su excarcelación.

Canadá en medio de la tormenta

Días después de la detención de Meng en Canadá, China detuvo al empresario canadiense Michael Spavor -que en agosto fue condenado a 11 años de cárcel por espionaje y robo de secretos de Estado- y al exdiplomático Michael Kovrig, provocando una grave crisis diplomática entre Pekín y Ottawa.

Pekín considera que el gobierno estadounidense, entonces a cargo de Donald Trump, buscaba principalmente debilitar a Huawei, empresa china puntera y líder mundial de equipos y redes 5G, sin equivalente de lado estadounidense.

Desde 2019 Huawei es objeto de sanciones por parte de Estados Unidos, al acusar a la firma de espionaje en sus teléfonos a favor de China.

Desde entonces, Huawei no puede acceder a la tecnología estadounidense para sus productos, como el sistema operativo Android, propiedad de Google y utilizado por la casi totalidad de los fabricantes de smartphones, excepto Apple.

Debido a las sanciones, Huawei tampoco puede acceder a ciertos componentes para sus redes o sus teléfonos inteligentes.

El resultado es que el grupo chino se ha visto desbancado del podio mundial de fabricantes de smartphones, tras haber llegado a superar brevemente a Samsung y Apple.

A fines de 2020, Huawei estaba sexto en términos de ventas. En el primer trimestre de este año, sus ventas en China cayeron un 50% interanual, según el gabinete de análisis Canalys.

Para eludir las sanciones norteamericanas Huawei lanzó recientemente su propio sistema operativo, llamado HarmonyOs, para competir con Android (Google) e iOS (Apple), dominantes actualmente.

FC