:)

Negocios

Marlboro se despide de los cigarrillos convencionales en México en 2030

La tabacalera Philip Morris retirará los cigarrillos tradicionales del país para sustituirlos por calentadores de tabaco “IQOS”

Publicado

on

Marlboro

La tabacalera Philip Morris, que fabrica los cigarros Marlboro y Chesterfield anunció que para el año 2030, se dejarán de vender por completo los cigarrillos convencionales de sus marcas en México y serán sustituidos por calentadores de tabaco “IQOS”. Sin embargo, la regulación actual del país prohíbe la comercialización de estos dispositivos, por lo que buscarán tener un diálogo con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista con el diario MILENIO, la presidenta de asuntos regulatorios de Philip Morris en México, Catalina Betancur, puntualizó que han buscado establecer un diálogo con las autoridades regulatorias mexicanas, ya que actualmente los productos de vapeo están prohibidos en México. Esto luego de que el presidente López Obrador firmara un decreto en mayo de este año.

“Hemos tocado todas las puertas y las vamos a seguir tocando, creemos que estamos en un momento en el que hay mucha desinformación hay escepticismo de pensar de que por parte de la industria tabacalera pueda haber una iniciativa sensata de alternativas”, señaló.

Con esta propuesta, Philip Morris busca que para el año 2025 los cigarrillos solo representen el 50 por ciento de su producción y que para el 2030 comiencen a retirarse en su totalidad los cigarros convencionales, para enfocarse en los dispositivos de vapeo.

La empresa argumentó, que dispositivo electrónico IQOS produce 95 por ciento menos afectaciones a la salud que el cigarro normal, para los 15 millones de fumadores que hay actualmente en México.

Este dispositivo ya es vendido en 71 mercados del mundo y la expectativa es que este producto llegue a 100 países más en cinco años, incluyendo México. Además, Morris señala que el 30 por ciento de sus ingresos provienen ya de este producto y en 2025 estiman que será la mitad. Por lo que esperan que para dentro de 10 a 15 años se comiencen a eliminar los cigarros convencionales.

“El plan para México es poder traer estos productos de tabaco calentado y otras alternativas de tabaco y nicotina lo antes posible para que los 15 millones de fumadores, pero el paso que hace falta no es uno que podamos hacer nosotros solos, por que va de la mano con un marco regulatorio claro y estricto, que proteja a los menores de edad, pero que también permita un mercado regulado desde el punto de vista sanitario”, afirmó Betancur en entrevista para MILENIO.

Aunado a esto, Philip Morris buscaría que se establezca un menor impuesto a este producto, pues señala que si el impacto para la salud es menor, también debe ser menor el impuesto establecido, para que de este modo un mayor número de personas fumadoras puedan acceder a este tipo de productos de no combustión.

Recibe las noticias más importantes del día en WhatsApp, solo manda la palabra “ALTA” a este link

Noticias

(Con información de Milenio) MLP

Publicaciones relacionadas