:)

Negocios

El millonario Richard Branson logra su sueño de viajar al espacio

Los pasajeros pudieron desprenderse de sus asientos y flotar durante unos minutos en ingravidez

Publicado

on

Richard Branson
PATRICK T. FALLON / VIRGIN GALACTIC / AFP

Estados Unidos. El multimillonario británico Richard Branson aterrizó el domingo sin contratiempos en Nuevo México, en el suroeste de Estados Unidos, tras pasar unos minutos en la frontera del espacio a bordo de una nave de su empresa Virgin Galactic, un viaje con el que siempre había soñado y un hito para el turismo espacial.

La nave VSS Unity, que también transportaba a dos pilotos y otros tres pasajeros, aterrizó en una pista de la base aérea Spaceport America aproximadamente a las 10H40 locales (15H40 GMT).

Una experiencia única en la vida” comentó Branson poco antes de volver a la Tierra y convertirse en el primer multimillonario en viajar al espacio en una nave desarrollada por una empresa que él mismo fundó, adelantándose así a Jeff Bezos, que espera conseguir el mismo hito el 20 de julio.

Foto: by David Lienemann / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP

Branson tuvo una misión precisa durante su viaje: probar y evaluar la experiencia que vivirán sus futuros clientes.

Otros multimillonarios ya han estado en el espacio en la década de 2000, pero a bordo de cohetes rusos.

Elon Musk, fundador de SpaceX y gran rival de Bezos, estuvo presente en el evento de este domingo para apoyar a Branson.

Tras leves demoras por condiciones meteorológicas, un enorme avión que transportaba la nave espacial realizó un despegue horizontal desde la base Spaceport America alrededor de las 08H40 locales (14H40 GMT).

Foto: David Lienemann / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP

Y una vez que alcanzó unos 15 kilómetros de altura, la nave se desprendió e inició un ascenso supersónico, hasta superar los 80 km de altitud, el punto establecido en Estados Unidos para la frontera espacial.

Una vez apagado el motor, los pasajeros pudieron desprenderse de sus asientos y flotar durante unos minutos en ingravidez, admirando la curvatura de la Tierra desde una de las 12 ventanas de la cabina.

Tras alcanzar una altitud de unos 90 km, la nave volvió a descender.