Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Moody’s y la UE tachan que Pemex tome riendas de Dos Bocas

"No manda una buena señal a las empresas internacionales", advierten…

Moody’s y la Unión Europea reprobaron la decisión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de encargarse de la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, luego de que la licitación se declaró desierta.

Tras el anunció, las alertas se prendieron entre analistas, iniciativa privada y la calificadora.

Para la calificadora se eleva el riesgo de retrasos y sobregiros de costos que pueden meter más presión a las finanzas de la empresa y el propio gobierno federal.

Además, el hecho de que el proyecto avance bajo la supervisión de Pemex y la Secretaría de Energía suma una tarea más para el equipo de la petrolera, que ya se encuentra trabajando para frenar la caída en la producción de crudo y mejorar las refinerías existentes.

Por su parte, el embajador de la Unión Europea, Klaus Rudischhauser, opinó que la construcción de la refinería a cargo de Pemex y Sener no manda una buena señal a las empresas internacionales que buscan participar en los grandes proyectos de infraestructura de esta administración.

La víspera, el mandatario dio a conocer que ambas dependencias coordinarán y supervisarán la obra que planean concluir en tres años (2022) con una inversión máxima de 8 mil millones de dólares.

El concurso estuvo limitado a cuatro participantes: los consorcios Bechtel-Techint (Estados Unidos, Italia-Argentina) y WorleyParsons-Jacobs (Australia-Estados Unidos), así como las empresas Technip (Francia) y KBR (Estados Unidos), pero ninguno cumplió con los requisitos de tiempo y costos requeridos, dijo el mandatario.

Banco Base en su momento también advirtió que la construcción de la refinería resulta un proyecto poco rentable, que si bien impulsará el crecimiento económico, representa un riesgo para las finanzas públicas.