Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Orden de EUA pone en duda la salida del petrolero iraní

Reaviva la crisis diplomática entre Teherán, Washington y Londres.…

petrolero iraní
CRÉDITOJORGE GUERRERO / AFP TAMAÑO

Gibraltar, Reino Unido.- La orden de incautación emitida por Estados Unidos puso en duda el sábado la salida de un petrolero iraní detenido y luego liberado por Gibraltar, reavivando la crisis diplomática entre Teherán, Washington y Londres.

Ni Reino Unido ni Gibraltar habían reaccionado el sábado por la tarde a la orden emitida el viernes por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En un comunicado, el departamento estadounidense afirma que el petrolero sirve a un tráfico “ilegal” hacia Siria, orquestado por los Guardianes de la Revolución, ejército ideológico iraní que Washington añadió a su lista negra de “organizaciones terroristas extranjeras”.

El sábado se desconocía si Washington había pedido a Gibraltar ejecutar la orden de incautación. Entre tanto, Irán comenzó a cambiar la bandera y el nombre del petrolero y a enviar una nueva tripulación para permitirle zarpar.

Detenido el 4 de julio, las autoridades de Gibraltar sospechaban que el “Grace 1” transportaba 2,1 millones de barriles de petróleo iraní para entregar en Siria, país que se encuentra actualmente bajo embargo de la Unión Europea.

Irán, que negó estas acusaciones en varias ocasiones, capturó dos semanas después un petrolero británico, el “Stena Impero”, en el estrecho de Ormuz.

El Gobierno de Gibraltar dijo el jueves haber recibido el compromiso por escrito de las autoridades iraníes sobre el destino del buque, y entonces el Tribunal Supremo del pequeño territorio británico en el sur de España levantó la inmovilización.

El vocero de la diplomacia iraní, Abas Musavi, afirmó el viernes que su país no había dado a Gibraltar “ninguna garantía de que el ‘Grace 1’ no irá a Siria”.

El destino del petrolero no era Siria (…) e incluso si fuera el caso, no es asunto de nadie”, declaró Musavi, citado por un portal de la cadena de televisión estatal Irib.

El portavoz del Gobierno, Ali Rabiei, también afirmó en Twitter que “esta victoria” fue “obtenida sin hacer concesiones”.

Poco después de estas declaraciones, un portavoz del Gobierno del territorio británico había confirmado que la República Islámica de Irán se comprometió a no enviar el petróleo hacia países bajo sanciones europeas como Siria, en documentos publicados por Gibraltar.

– Buque rebautizado –
“El ‘Grace 1’ zarpará en el mar Mediterráneo tras haber cambiado el pabellón panameño por el de la República Islámica de Irán y haber sido rebautizado ‘Adrian Darya'”, anunció el viernes Jalil Eslami, vicedirector de Puertos Iraníes y de la Organización Marítima.

Según Richard de la Rosa, director general de Astralship, el agente marítimo del petrolero, este debería levantar el ancla “dentro de dos días”, y los preparativos para su partida continúan.

“Están llevando a cabo el cambio en la tripulación”, declaró a la AFP, y precisó que marinos indios y ucranianos deben llegar el domingo. El navío “también necesita ser reabastecido”.

Estados Unidos amenazó con rechazar visados a tripulantes del “Grace 1”. “Los miembros de la tripulación de barcos que ayudan a los Guardianes de la Revolución transportando petróleo desde Irán podrían no beneficiarse más de visados o de ser admitidos en el territorio estadounidense”, advirtió el jueves en un comunicado el Departamento de Estado estadounidense.

El bloqueo del petrolero por parte de Gibraltar y la marina británica provocó una grave crisis diplomática entre Teherán y Londres, así como medidas de represalias de Irán, que detuvo desde entonces otros tres barcos, incluido el de bandera británica el 19 de julio.

– Tensiones –
El bloqueo del navío se produjo en un momento de tensiones crecientes entre Irán y Estados Unidos – aliado de Gran Bretaña- desde que Washington se retirara del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní y restableciera duras sanciones a Teherán.

Estados Unidos solicitó en un primer momento que se prolongara la inmovilización del “Grace 1”, cuando iba a ser liberado.

Sin embargo, el presidente del Tribunal Supremo de Gibraltar, Anthony Dudley, afirmó el jueves que no había recibido la demanda por escrito.

El jefe del gobierno de Gibraltar, Fabian Picardo, explicó después que una “autoridad independiente” examinaría la petición estadounidense de ayuda judicial.

AFP/JN

TE PUEDE INTERESAR|

25 empresas alzan la mano para ampliación del AICM