:)

Negocios

Pemex, es la empresa Covid más mortífera del mundo: Bloomberg

La empresa que representa la joya de la corona para AMLO suma cientos de decesos

Publicado

on

Pemex covid

Pemex, la empresa insignia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, es la empresa en que más empleados han muerto a causa del Covid-19, “y el presidente de México quiere que el productor de petróleo siga bombeando, pase lo que pase”, asegura Bloomberg Businessweek.

En una detallada publicación titulada “Cómo la joya de la corona de AMLO se convirtió en la empresa Covid más mortífera del mundo”, la periodista Amy Stillman da cuenta de la muerte reportada por la petrolera, de 314 empleados y siete trabajadores contratados, a causa del coronavirus.

Eso la convierte en la empresa que mayor número de muertos ha reportado de muertes en todo el mundo.

Con todo y los brotes, el riesgo y el colapso de los precios del petróleo en marzo y abril Pemex sigue bombeando, señala la publicación.

También desafía una tendencia global en la que se espera que la industria del petróleo y el gas recorte 100 mil millones en gastos de exploración y producción, según la consultora Rystad Energy AS. 

Para los analistas, Pemex es una fuente clave de los ingresos gubernamentales y de orgullo nacional, por lo que advierten que una caída en la producción podría tener consecuencias políticas para AMLO, quien ha colocado a Pemex en el centro de sus planes para revertir tres décadas de lo que él llama política económica neoliberal.

El 13 de abril, Pemex informó que había puesto en marcha un plan de emergencia para combatir el Covid en plataformas marinas; sin embargo, los trabajadores aseguran que la compañía tardó en desinfectar los espacios de trabajo y de vivienda, reducir la cantidad de personal, evacuar a los enfermos y proporcionar pruebas de diagnóstico antes de que las personas abordaran. 

Además, las evacuaciones avanzaron lentamente porque los médicos tuvieron que pedir permiso a sus jefes en los hospitales y oficinas regionales administrados por Pemex para enviar a las personas a casa, lo que resultó en que las personas contagiosas continuaran trabajando cerca de otras durante días después de informar los síntomas. 

Entrevistas realizadas por Bloomberg a más de una decena de empleados de Pemex, así como con ex empleados, familiares y un abogado representante de estos, sugieren que en algunos lugares las condiciones no han mejorado.

Otro factor en la mortalidad es el reflejo de la fuerza laboral de Pemex y la población general de México, pues arrojan altas tasas de personas con diabetes, hipertensión y obesidad, enfermedades crónicas que los hace más vulnerables a las aflicciones del coronavirus.

El medio apunta que en el mejor de los casos, la respuesta de Pemex al virus ha sido desigual, pues mientras en sus instalaciones en tierra, se exigió implementaron medidas de seguridad en las plataformas, donde el distanciamiento social es casi imposible, fue lo contrario. 

Durante décadas, Pemex ha funcionado como una fuente de ingresos para el gobierno mexicano. Donde sus pares internacionales continuamente invierten dinero en encontrar más crudo, Pemex canaliza gran parte de sus ganancias al tesoro. 

Los trabajadores de la plataforma petrolera son cruciales para las esperanzas de AMLO. El 1 de mayo, Pemex anunció que había evacuado a casi 3 mil 100 trabajadores en alta mar, reduciendo a la mitad la densidad en plataformas. La compañía hizo hincapié en decir que todos los productores de petróleo se quedarían. 

La joya de la corona de la campaña de AMLO para rejuvenecer a Pemex es una nueva refinería de 8 mil millones en el estado de Tabasco, donde nació el presidente mexicano. Cuando se complete la construcción, la refinería tendrá capacidad para procesar 340 mil barriles por día, lo que la convierte en la más grande del país.

AMLO dice que la refinería permitirá que México deje de importar gasolina. Sus críticos dicen que el proyecto desvía la atención del negocio principal de la perforación y señalan que las seis plantas existentes de Pemex operan a aproximadamente un tercio de su capacidad.

Sin embargo, un video publicado por la empresa holandesa Van Oord , un subcontratista del proyecto, muestra que las empresas están trabajando sin descanso para completar la refinería antes de la fecha límite de 2023 de AMLO. Fuera del sitio, lugareños se concentran sin máscaras ni distanciamiento social, con la esperanza de conseguir uno de los 20 mil trabajos de construcción prometidos por el presidente. 

Cerca de 48 mil empleados de Pemex trabajarán desde casa hasta fin de año y, al mismo tiempo, creó pautas más estrictas para los empleados que esperan calificar como “vulnerables” y elegibles para una licencia pagada. Según documento interno de Pemex del 27 de julio visto por Bloomberg Businessweek, los empleados deben tener 65 años o más para calificar como de alto riesgo: cinco años más que la edad mínima ordenada por la Secretaría de Salud.

En el caso de las personas con diabetes o hipertensión, debe ser en etapa dos y haber tenido una emergencia médica importante, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral. El representante de Pemex dijo que los médicos evaluarán a cada paciente individualmente y usarán los criterios como una guía en lugar de un requisito.

 

Publicidad
Publicidad