:)

Negocios

Pemex pone en riesgo finanzas públicas, advierte Banxico

La Junta de Gobierno coincidió en que los continuos plantones desalientan la inversión privada

Publicado

on

Pemex Banxico

La mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) externaron su preocupación por la situación actual de Petróleos Mexicanos (Pemex) al considerar que podría afectar negativamente las finanzas públicas del país.

De acuerdo con la minuta de la última reunión de política monetaria del banco central, donde se acordó reducir la tasa de interés de 4.5 a 4.25 por ciento, los miembros de la junta coincidieron en que la situación de las finanzas públicas es un factor de riesgo para la economía.

Uno de los integrantes explicó que la asignación de los recursos contemplados en el Paquete Económico de 2021, así como la rentabilidad social de los proyectos que se pretenden financiar comprometerán aún más el crecimiento potencial del país.

“Los supuestos en los que descansa el paquete podrían no materializarse, destacando los relacionados con la evolución de la producción de petróleo y la actividad económica”, apuntó Banxico.

LEE TAMBIÉN: Refinería de Dos Bocas, un desastre anunciado

Respecto a Pemex, se recordó que la meta de ingresos asume una plataforma de producción de 1.8 millones de barriles diarios, cuando actualmente su producen 1.6 millones.

“La mayoría externó preocupación por la situación de Pemex. Algunos destacaron la posibilidad de que se requieran apoyos fiscales adicionales”, indicaron.

Lo anterior aunado a una materialización de recortes en la calificación petrolera y soberana, más las presiones de gasto por la extensión de la pandemia de coronavirus podrían afectar de manera negativa las finanzas públicas.

Asimismo, enfatizaron que estas enfrentan retos derivados de la falta de soluciones a largo plazo a todos los problemas que acumula la petrolera mexicana.

El panorama no mejora cuando los plantones continuos, las tomas de infraestructura ferroviaria y casetas de peaje, el resurgimiento del robo de combustible y el aumento de la inseguridad desalientan la inversión privada.

Por tanto, la junta de Gobierno coincidió en que el entorno actual es poco propicio para la inversión privada, lo cual combinado con el ambiente de negocios desfavorable limita la recuperación de inversión.

“Se requiere de una postura macroeconómica sólida y sostenible en el tiempo, que contribuya a un ajuste ordenado de los mercados financieros y de la economía en su conjunto”, añadió.

DE

Publicidad
Publicidad