Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Pemex y el grado de inversión en picada

Además advertía que tenía un agravante de que, al quitarle deuda y ponerle capital, tendrá más espacio para perder dinero más rápido…

Oaxaca
Foto por: Pemex

Desde hace cuatro meses las alertas se prendieron y nadie en la 4T escuchó, hoy las agencias calificadoras Fitch y Moody’s castigan a Pemex por decisiones erradas del gobierno que colocan la nota de la estatal en una categoría considerada basura por su alto riesgo de impago.

En febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó un plan “salvavidas” para Petróleos Mexicanos (Pemex) que de inmediato fue criticado por entidades financieras

La periodista Lourdes Mendoza vaticinó este debacle en su Sobremesa del 16 de febrero en El Financiero titulada: ‘Por Pemex perderemos el grado de inversión’, donde señalaba que “’El tema’ no es ni capitalizarla ni bajarle la carga fiscal”, pues “lo único que estarían haciendo es trasladando las pérdidas de la Federación a Pemex o al revés”.

Además advertía que tenía un agravante de que, al quitarle deuda y ponerle capital, tendrá más espacio para perder dinero más rápido, ya que la llamada empresa “quesque más productiva del país, es la más improductiva”.

Fitch apuntó que bajó “las calificaciones de largo plazo en moneda extranjera y moneda local en escala internacional de PEMEX a ‘BB+’ desde ‘BBB-‘; la perspectiva de las calificaciones es Negativa”, lo cual aplica para sus emisiones de deuda en el mercado por un monto de alrededor de 80 mil millones de dólares.

La nota BB+ se atribuye a bonos de grado no-inversión y bonos especulativos conocidos como “bonos basura”, es decir que tienen un alto riesgo de impago y para compensarlo ofrecen una rentabilidad elevada.

El miércoles, Fitch degradó la nota crediticia de México de BBB+ a BBB, mientras que Moody’s cambió su perspectiva para este país de “estable” a “negativa”.
Dichos anuncios coinciden con el pleito que tiene el país con Estados Unidos, su principal socio comercial para que no le aplique aranceles a sus vitales exportaciones, como medida de presión para que México erradique la migración ilegal.

“Cambiamos la perspectiva a negativa (de Pemex) de manera consistente con el cambio de la perspectiva de México, debido a la extrema importancia de la fortaleza financiera y apoyo del gobierno” para la petrolera, argumentó Moody’s.

De su lado, Fitch dijo que “la perspectiva negativa de Pemex refleja un deterioro potencial en su perfil crediticio individual”.

“Aunque Pemex ha implementado algunas medidas de recorte de costos y el gobierno mexicano le ha otorgado reducciones en impuestos, la compañía continúa sin invertir lo suficiente en su negocio de exploración y producción”, añadió.

 

TE PUEDE INTERESAR|

Fitch degrada nota crediticia de México