:)

Negocios

Peso retrocede y dólar se dispara por arriba de $22 en bancos

Es la quinta caída consecutiva para la divisa nacional

Publicado

on

Foto: Canva.com

El avance del dólar y un aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro en Estados Unidos hizo retroceder este miércoles al peso frente al billete verde, que se vende por arriba de los 22 pesos en ventanillas bancarias.

Al inicio de las operaciones, el tipo de cambio interbancario se ubica en 21.58 pesos por dólar registrando una pérdida de 1.91 por ciento frente al precio referencial de la sesión previa.

En bancos, Citibanamex ofrece el dólar en 22.08 pesos, mientras BBVA México lo hace en 21.79, Banorte en 21.75 pesos y Banco Azteca en 21.39 unidades.

Se trata de la quinta caída consecutiva para la moneda nacional que se ve arrastrada también por tensiones referentes con la nominación de Victoria Rodríguez como nueva gobernadora del Banco de México (Banxico), luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador retiró la propuesta del ex secretario de Hacienda, Arturo Herrera, para el puesto.

Dicho anuncio fue sorpresivo para el mercado y generó incertidumbre sobre las expectativas de política monetaria del banco central. Segundo

En el año, el peso ha perdido más de 8.5 por ciento, en medio de fluctuaciones internacionales, ajustes en la bolsa y los efectos de la pandemia del Covid-19.

Banco Base publicó en su reporte que el peso inicia con una depreciación, perdiendo terreno y siendo la divisa más depreciada en el mercado cambiario.

La nominación del Banxico se suma a la publicación de las solicitudes iniciales de desempleo en Estados Unidos que se ubicaron en su menor nivel desde 1969, lo que apoya la especulación de una postura monetaria menos flexible por parte de la Reserva Federal.

Esto fortaleció al índice ponderado del dólar que avanza 0.36 por ciento y alcanza un nuevo máximo desde el 24 de julio del 2020.

Asimismo, este miércoles se dieron a conocer los nuevos datos de la inflación ubicándola en 7.05 por ciento, la más alta en 20 años y que aumenta la presión inflacionaria mientras se mantiene a la expectativa de un nuevo incremento a la tasa de interés por parte del Banxico.