:)

Negocios

Profeco sabía de software dañado y (aún así) verificó a gasolineros

Los empresarios gasolineros nunca fueron avisados sobre las consecuencias económicas

Publicado

on

Profeco gasolineros
Foto: Canva

La Procuraduría Federal del Consumidor aceptó que conocía los problemas del software de la empresa Gilbarco Inc. que alteraba la Bitácora de Cambios de Precios de los dispensadores en gasolineras, a pesar de ello, los verificó sabiendo que no serían avalados.

“Profeco detectó la deficiencia del software, relativa a la bitácora de eventos, que fue confirmada después por el mismo proveedor”, se lee en una carta firmada por el procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla.

De acuerdo a gasolineros entrevistados por En la Mira, el funcionario omitió mencionar que fue Fernando Martín Lazcano Herrera, Regulatory Engineering & Project Manager de Gilbarco Inc,  quien advirtió a la Secretaría de Economía (SE), al mismo Sheffield y al subprocurador de Verificación y Defensa de Confianza, Cuauhtémoc Villarreal Martínez, desde el 17 de diciembre de 2021.

He sido nombrado por Gilbarco Inc. Project Manager para implementar nuestra Solución de software P04060 para nuestros clientes de flotas a través del programa de reemplazo de CPU’s y actualización de software P04060 como solución definitiva a la inconsistencia informada a esta Autoridad sobre la saturación de la Bitácora de Cambio de Precios”, se lee en un documento con sello de recibido por parte de la SE y se señala que va con copia dirigida para Sheffield en poder de En la Mira.

En el documento se revela que las autoridades federales y la empresa entablaron conversaciones el 12 de octubre de 2021 “para permitir a estos clientes cumplir cabalmente” con la NOM-005-SCFI-2017.

A pesar de la solicitud de Gilbarco Inc. de colaboración con las autoridades, los empresarios gasolineros nunca fueron avisados sobre las consecuencias económicas que traerían “las inconsistencias” a sus establecimientos. 

40 mil de multa por manguera

En su columna de este miércoles, la periodista Lourdes Mendoza denunció cómo empresarios gasolineros han alzado la voz para denunciar que verificadores de la Profeco realizan inspecciones a las bitácoras de los dispensadores de las gasolinas, sabiendo que el software que arroja los datos se encuentra defectuoso.

Señalan que son víctimas de intimidaciones y extorsiones por parte del personal de la Profeco, debido a que “cobran aproximadamente 40 mil pesos de multa por manguera. Cada dispensador trae al menos dos y máximo cuatro…  y si la calculadora no miente, por no inspeccionar el dispensador cobran hasta 160 mil pesos.”

El procurador Sheffield difundió en Twitter una carta aclaratoria donde señala que la Profeco “de ninguna manera avala la utilización de instrumentos -software en este caso-defectuosos que incumplan con la normatividad.”

Pasa por alto que la autorización del software fue tramitada por la Secretaría de Economía, de la cual depende directamente la Profeco, y el mismo Gilbarco Inc. refiere su comunicación a la oficina de Sheffield.

Gasolineros no eligen el software a utilizar

Los gasolineros sólo están autorizados a usar un software de Bitácora de Cambios de Precios avalado por las autoridades de la dependencia federal como la Dirección General de Norma (DGN), quienes comunican a Profeco sobre la herramienta que estructura cronológicamente los cambios de precios del combustible.

En ningún momento, los gasolineros pueden elegir, proponer o votar a favor de el tipo de software que será usado en sus establecimientos.

“Desde febrero de 2021, Profeco inició 424 procedimientos por infracción a ley por irregularidades relativas a la bitácora de eventos, de las cuales se han concluido 247 y se han aplicado multas por $117 millones 389 mil pesos, datos oficiales y públicos. Lamentamos que en la columna se estimen cifras irreales”, señala la dependencia.

A pesar de ello, las cifras se acercan con las vertidas por la periodista Lourdes Mendoza al dividir las multas aplicadas con los 247 procedimientos concluidos que presume Profeco, es decir, son 118,814.77 mil pesos de multa en cada dispensario, cada uno, tiene cuatro mangueras en promedio.

En cambio, la oficina del consumidor no menciona cuántas y en dónde se encuentran las gasolineras que ha detectado, a pesar de que Gilbarco Inc. sostiene en la carta enviada a la SE (y cuya copia tiene Sheffield) que son 4,494 estaciones afectadas, es decir, 20,229 dispensarios, el 70 por ciento del mercado de la empresa.

Gasolineros van contra Gilbarco Inc.

Los empresarios gasolineros rechazan que los afectados sólo sean “aquellas que tienen gran volumen de operaciones, en despacho a flotillas principalmente, no en las pequeñas”. Sostienen que los más afectados son los pequeños gasolineros.

Tampoco se trata de una sola falla, como pretende minimizar el tema la Profeco.

En una carta de Gilbarco Inc. a su personal y técnicos certificados, en poder de En La Mira, la empresa detalla que “varias estaciones de Servicio los dispensarios están registrando continuamente eventos de Cambio de Nivel de Precio, en otras estaciones los dispensarios inspeccionados no están registrando eventos de Cambio de Nivel de Precio.

Así mismo encontramos estaciones de servicio donde solo algunos dispensarios registran eventos de Cambio de Nivel de Precio, mientras otros dispensarios no los registran, no obstante, todos los dispensarios operan con la versión de software Certificada P04058, están configurados de forma similar y operan bajo el mismo Control a Distancia”, señala.

Los empresarios gasolineros aseguran que entablarán una demanda civil contra Gilbarco Inc. por las pérdidas millonarias provocadas por un software que sólo puede ser manejado por su técnico certificado, pero también buscan conocer porqué avaló las autoridades avalaron una herramienta defectuosa que no cumplió con su normatividad y nunca les avisaron ni llegaron a acuerdos para solventar la falla.