:)

Negocios

Refinería de Dos Bocas, un desastre anunciado

El FMI no fue el primero en alertar al gobierno mexicano sobre los riesgos de rentabilidad

Publicado

on

Refinería Dos Bocas

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó el martes al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, suspender la edificación de la refinería Dos Bocas, en Tabasco, uno de los proyectos insignia de su administración hasta que sea rentable; no obstante, los llamados de alerta venían desde antes.

De acuerdo con el análisis presentado por el FMI la estrategia comercial de Pemex está desplazando recursos para gastos esenciales mientras el país necesita mayor apoyo fiscal de corto plazo. Por ello, aconsejó enfocar la enfocar la producción solo en campos rentables, vender activos no esenciales, frenar los planes para aumentar la producción de refinación con pérdidas y posponer nuevos planes de la refinería hasta que sea rentable hacerlo. 

Meses antes de que el Fondo encendiera las alertas, la periodista Lourdes Mendoza había advertido una serie de irregularidades económicas, de infraestructura y hasta rentables sobre la construcción de la refinería, “capricho” de Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener).

A través de su Sobremesa para El Financiero o en sus colaboraciones para Vértigo Político, la columnista destacó los riesgos de Dos Bocas, entre ellos, la opacidad de los contratos; el dinero fiscal que representa el gasto y que además requiere que México produzca más petróleo, lo que se observa difícil en lo que resta del sexenio, más aún con la crisis petrolera que derivó con la pandemia de Covid-19.

Otro punto son las inundaciones:

“La refinería tiene un suelo pantanoso, más difícil que el NAIM (será en Tabasco) tiene mucho potencial que se inunde, pues está cerca de una curva del Grijalva; o salvan Villahermosa o salvan la refinería. Está pegada al mar, es importante considerar el cambio climático y los tsunamis”, señalaba Mendoza Peñaloza a finales de abril pasado.

También cuestionó el retiro de la empresa Kellogg Brown and Root (KBR) de las fases 4 y 6 del proyecto por no alcanzar un acuerdo con el gobierno federal respecto del incremento en el presupuesto solicitado originalmente. Y recordó los señalamientos de la diputada Soraya Pérez Munguía, quien denunció indicios de un subejercicio de más de 90 mil millones de pesos por parte de la filial privada de Pemex que está a cargo de la obra.

En febrero de 2019, Lourdes Mendoza alertaba que por Pemex y el rescate de la soberanía en materia energética se corría el riesgo de perder el grado de inversión. Al respecto, recordó que la refinería de la India se construyó en tres años, sí, pero con un proyecto que duró 10, es decir 13 en total.

“Luego entonces, sería una mejor idea, con inversiones privadas mexicanas, comprar una de las muchas refinerías que se venden a precios mucho más atractivos y que están en el sur de EU, vamos… en la frontera”, dijo.

Publicidad
Publicidad