:)

Negocios

Remesas desde EUA salvan a mexicanos ahogados por la pandemia

1.8 millones de hogares en el país reciben dinero de unos 12 millones de mexicanos radicados en el exterior

Publicado

on

Foto de contexto

Izúcar de Matamoros, México.- Cuando la pandemia le arrebató el empleo, María Fernanda pasó a depender de las remesas que le envía su padre radicado en Estados Unidos, como millones de mexicanos que encontraron un salvavidas en esos recursos disparados a máximos históricos.

Al mismo tiempo, la joven de 22 años, quien trabajaba como oficinista, vio la preocupación de su papá de perder él también su trabajo como camionero, tras el cierre de varias actividades.

“Fue una mortificación enorme pensar que un día mi papá me dijera ‘¿sabes qué? Me llamaron a casa, me dijeron que ya no me presentara”, cuenta a la AFP María Fernanda Camaño en Izúcar de Matamoros, Puebla (centro), uno de los estados mexicanos que más remesas recibe de los migrantes. 

“Afortunadamente consideraron el empleo de mi papá como primera necesidad, entonces fue cuando tuvo más trabajo aún”, agrega.

Lee también: AMLO celebra aumento récord de remesas de EUA en marzo

Al igual que Camaño, 1.8 millones de hogares reciben remesas de unos 12 millones de mexicanos radicados en el exterior, principalmente en Estados Unidos. 

Esos envíos, que en todo 2020 sumaron 40.606 millones de dólares según cifras oficiales mexicanas, han permitido a las familias resistir el golpe económico del coronavirus en México, principal receptor de remesas de América Latina.

Según el privado Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, más de la mitad de la población del país -de 126 millones de habitantes- está en situación de pobreza. En Puebla la cifra llega a 59%.

Víctor Hugo, padre de María Fernanda, lleva 15 años viviendo en California, donde conduce camiones de carga por la noche. 

Desde hace unos tres años le envía dinero a su hija, para quien ese apoyo se volvió crucial al quedar desempleada.

“Me he puesto a pensar: ¿qué hubiera pasado si él se hubiera quedado aquí? Tal vez no hubiera podido ayudarme”, reflexiona la joven. 

Cifras récord de remesas

En México las remesas tuvieron un crecimiento sorprendente desde que inició la pandemia. Solo en marzo de 2020, cuando la crisis comenzó a golpear al país y a Estados Unidos, aumentaron 35% frente al mismo mes de 2019. 

El monto promedio por envío también subió hasta 370 dólares mensuales en 2020, según el banco central Banxico, que reportó que en marzo pasado las remesas tocaron un récord histórico de 4.151 millones de dólares.

Varios factores explican ese aumento global, como “los estímulos económicos de Estados Unidos, pues los montos directos (ndlr: cheques enviados a los hogares) eran de casi 1.200 dólares por persona”, indica Juan José Li Ng, economista del banco privado BBVA México. “Gran parte de eso se transformó en remesas”, asegura. 

Se suma el efecto que tuvo el cierre de fronteras entre México y Estados Unidos. Varios mexicanos que hacen su vida en ambos lados prefirieron quedarse en territorio estadounidense y enviar el dinero como remesa en lugar de llevarlo directamente, agregó el especialista. 

También ayudó la depreciación del peso mexicano frente al dólar. “El tipo de cambio llegó a los 24 o 25 pesos, vieron que casi aumentaba en 25% el valor de lo que enviaban. (…). Sabían que les iba a rendir más a sus familias”, observa. 

Según un informe divulgado este miércoles por el Banco Mundial, los envíos hacia toda la región América Latina, mostraron una excepcional fortaleza, con un incremento de 6,5% a 103.000 millones de dólares sobre 2020. 

Dilip Ratha, el principal economista del Banco Mundial en Migración y Remesas, explicó a la AFP que el monto fue una “sorpresa”, y señaló que sin estas ayudas, los niveles de pobreza habrían sido aún peores. El economista destacó que esta fortaleza también permitió financiar gasto en salud de las familias, algo fundamental en medio de una crisis como la pandemia. 

Gobierno agradecido

María Fernanda vive “infinitamente” agradecida, pero también inquieta por las privaciones que imagina en la vida de su padre. 

“No estoy consciente de qué sacrificios él está haciendo para hacerme llegar ese apoyo”, afirma.

Como ella, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, agradece continuamente a los migrantes por su desprendimiento en momentos críticos para la economía, que se contrajo 8,5% en 2020.

“Agradecerles mucho, como siempre, a nuestros paisanos migrantes por su apoyo, porque todo este dinero se dispersa abajo, en las familias, en los pueblos”, expresó el pasado miércoles el mandatario.

“Esto nos ha ayudado a enfrentar los estragos de la pandemia en lo económico”, admitió.