:)

Negocios

S&P mantiene perspectiva negativa de México

Advierte que reversión de políticas o la renegociación de contratos podrían disminuir la confianza de los inversionistas

Publicado

on

standard and poor mexico

La calificadora Standard and Poor’s  ratificó este martes las calificaciones de largo plazo en moneda extranjera de “BBB” y en moneda local de ‘BBB+’ de México y mantuvo la perspectiva negativa. 

En su informe, explicó que la perspectiva negativa indica la posibilidad de una baja de calificación durante el próximo año ante un perfil fiscal potencialmente más débil, por presiones de pasivos relacionados con el potencial apoyo extraordinario a las empresas propiedad del gobierno, Pemex CFE, en el contexto de una base tributaria no petrolera comparativamente baja y menos espacio fiscal”.

La calificadora expuso que la gestión macroeconómica cautelosa y un mejor diálogo entre las partes del T-MEC, sobre el fortalecimiento de la resiliencia de la cadena de suministro y los vínculos transfronterizos deberían respaldar la inversión y la confianza de los inversionistas en México. 

Empero, advirtió que la reversión de algunas políticas o la renegociación de algunos contratos, particularmente en el sector energético, o un debilitamiento de instituciones clave, como el de Banxico, podrían disminuir la confianza de los inversionistas.

“El revés resultante podría complicar la ejecución de la política, pesar sobre la estabilidad de la política y llevarnos a bajar las calificaciones”, dijo

S&P detalló que las calificaciones de México se basan en las fortalezas y debilidades de su democracia, la cual ha generado estabilidad política y cambios regulares de gobierno en las últimas dos décadas. 

“En todo momento, el apoyo político a una gestión macroeconómica cautelosa ha apuntalado políticas fiscales y monetarias prudentes y un régimen cambiario flotante. Estos aspectos son clave para nuestra evaluación de la calidad crediticia del soberano y han mantenido la confianza de los inversionistas, así como el acceso a los mercados de capitales internacionales, incluso en periodos de tendencias adversas a nivel mundial”, dijo.

Añadió que la credibilidad del Banco de México y su política monetaria de metas inflacionarias tienen un rol importante, con lo que los cambios en algunas políticas internas, especialmente en el sector energético, en los últimos años han dañado la confianza empresarial y han suscitado inquietud sobre la previsibilidad de las políticas, que, a su vez, probablemente haya limitado un mayor crecimiento del PIB.