:)

Opinión

#AsíNoClaudia

Una mujer que simpatiza con el movimiento feminista perdió su trabajo por cortesía de la Jefa de Gobierno

Publicado

on

Claudia Sheinbaum ¡Se te olvidó que las mujeres representan el 52% de la Lista Nominal de Electores (46.6 millones de mexicanas)! ¿Así quieres llegar al 24? ¿Por qué el desprecio por las mujeres? ¿Por qué regodearse con la desgracia de las víctimas? #AsíNoClaudia.

El lunes, una mujer que simpatiza con el movimiento feminista perdió su trabajo por cortesía de la Jefa de Gobierno. Cacería de brujas. Claudia dijo que Beatriz Gasca, “desde un auto de lujo”, llevó víveres a quienes mantienen tomada la sede de la CNDH; que fue oradora principal en la Antigrita y que era vicepresidenta de responsabilidad social de GINGroup, empresa de outsourcing señalada como facturera. Ojo, la empresa, pero no la trabajadora.

Dijo que Beatriz era mano derecha de Raúl Beyruti, ligado al PRI. Ah, y aclaró que esto se descubrió por información pública y no por inteligencia política.

Fue obvio que no hubo “inteligencia política” en las declaraciones de la Jefa de Gobierno. Ahora resulta que no se vale que las mujeres apoyen a otras mujeres, que ocupen un alto cargo y tengan un auto de lujo y al mismo tiempo exijan justicia. ¿Y la presunción de inocencia, apá? ¿Y el respeto al debido proceso?

GINGroup enseguida separó del cargo a Beatriz a pesar de que en el mismo comunicado afirmó que ella participa a título personal en diversas expresiones de reivindicaciones políticas y sociales. ¿Entonces? ¿Por qué se mete en la vida privada de una luchadora social si no tiene que ver con su desempeño laboral?

Es verdad que he ido a ver a mis hermanas que están dentro de la CNDH, es verdad que las he apoyado con víveres y es verdad que desde la Red Feminista Nacional que represento en la Ciudad de México me he pronunciado a favor de los derechos de las mujeres y de la justicia. Me acuso de haberles llevado un desayuno, escucharlas, llorar sus penas y cantar los himnos feministas”, respondió Beatriz.

Ana Pecova, directora de EQUIS, Justicia para las Mujeres, escribió en Twitter: “El gobierno nos ayuda a ‘purificar’ el movimiento… Si quieren hacer algo, mejor que revisen la efectividad de sus programas y acciones ya que la violencia contra las mujeres no para y el acceso a justicia es nulo”.

La diputada Mariana Rodríguez Mier y Terán secundó: “Como si el principio de #PresunciónDeInocencia no estuviera en la Constitución ni el derecho al #DebidoProceso, aquí sólo quieren que cuente el juicio mediático sin oportunidad para defenderse. Brillan por su ausencia la #Legalidad y el #EstadoDeDerecho”.

El presidente del PAN en la Ciudad de México, Andrés Atayde, enfatizó: “Mucho discurso, pero CDMX ocupa primeros lugares en feminicidios y violencia familiar. De acuerdo con cifras oficiales: la CDMX ocupa el primer lugar a nivel nacional de violencia familiar y el tercero por feminicidios. Una vergüenza. Sobre todo Iztapalapa, Tlalpan y GAM”.

Quién nuevamente brilló por su ausencia, fue la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra, la primera que debe protegerlas, por eso le tomaron la sede.

Las mujeres exigen justicia, sean víctimas o empresarias. Claudia debe recordar que la CDMX ocupa el tercer lugar a nivel nacional por presuntos feminicidios (48 casos registrados de enero a agosto de 2020), el segundo por presuntas mujeres víctimas de lesiones culposas (829 casos), el quinto por presuntas mujeres secuestradas (8), el sexto por el número de mujeres extorsionadas (73) y el décimo por víctimas mujeres de homicidio doloso (60 casos). Son cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El martes, en la mañanera, el presidente Amlo le volvió a decir: No te preocupes Rosario (y no Robles sino Piedra) ah no, perdón, no te preocupes mi Claudia.

Estos no son “Otros Datos” son la realidad y eres la Jefa de Gobierno.

LEE LA COLUMNA ORIGINAL AQUÍ

Publicidad
Publicidad