:)

Opinión

El INE y el ingreso oscuro de nuevos partidos

La autoridad electoral detectó que el 22.47%de los ingresos de RSP no tienen origen identificado

Publicado

on

Vaya misión la del INE que reprogramó para el 4 de septiembre la sesión plenaria de su Consejo General en la que definirá cuáles de los siete proyectos vivos obtendrán su registro provisional como nuevos partidos políticos nacionales, para ser sometidos a prueba de fuego en las elecciones intermedias y concurrentes de junio de 2021.

Son 106 organizaciones que manifestaron su deseo de constituirse en partidos, de las cuales 88 cumplieron papeleo e iniciaron la ruta de convencer ciudadanos y hacer asambleas. Sólo siete llegaron a la recta final, dos de los cuales despertaron sospechas de las instancias de fiscalización del INE por el origen oscuro de parte de los recursos que utilizaron para completar las asambleas y el número de afiliados. Nos ocuparemos de uno de ellos, el llamado Redes Sociales Progresistas de Fernando González, puesto al frente de la organización por su suegra Elba Esther Gordillo, luego de purgar al dirigente y patrocinador anterior, el no menos controvertido Juan Iván Peña Neder.

Estamos en una etapa de la democracia mexicana en la que el combate a la corrupción vive una enfermedad: la denuncitis, que no es otra cosa que la inflamación producida por tanta denuncia que hacen tirios y troyanos, contra troyanos y tirios (¡que me lo digan a mí!).

ENTRE DENUNCIAS TE VEAS…

El pasado miércoles 26 de agosto, el INE recibió una queja contra Redes Sociales Progresistas de Elba Esther Gordillo, presentada por Redes Sociales Progresistas de Tabasco, así que por lo menos unidos, unidos no están.

El escrito llegó tarde, pero a tiempo. Llegó una vez que había concluido la etapa de fiscalización en la que la autoridad electoral detectó que el 22.47 por ciento de los ingresos de RSP no tienen origen identificado. Esto significa que se desconoce el origen de cinco millones de pesos de los 22 millones ingresados por el yerno de Elba Esther. La denuncia originada en Tabasco habla de más ingresos y gastos no reportados a la autoridad electoral, aportando datos de uso de aviones privados y alojamientos en hoteles de lujo por parte del yerno, la hija, el nieto y la pareja sentimental de Elba Esther (qué bonita familia), entre otros dirigentes del naciente partido.

El documento presentado en la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE, a cargo de Carlos Ferrer Silva, hace referencia además a apoyos recibidos de parte de gobernadores; de personajes provenientes de otros partidos que, a cambio de sus aportaciones, obtuvieron cargos partidistas; y, agárrense, de gente presuntamente vinculada al crimen organizado o a hechos delictivos en Guerrero, Durango, Oaxaca, Guanajuato, Sinaloa y Sonora.

En el escrito de 12 páginas se suceden testimoniales y datos que, de ser ciertos, vincularían al naciente partido de Elba Esther con Antorcha Campesina, en Oaxaca; el Cártel de Santa Rosa de Lima, en Guanajuato; el presunto defraudador Hugo Rosales Badillo, vinculado al exgobernador de Durango, Jorge Herrera; el polémico Gerardo Vargas Landeros, en Sinaloa…

Como no puede faltar en tiempos de la cuatroté, la denuncia que suscribe Hernán Domínguez Juárez, quien dice ser presidente de la Asamblea Estatal de las Redes Sociales Progresistas en la tierra del presidente de la República, viene acompañada de grabaciones de audio y video presentadas al INE y que no vamos a reproducir aquí. Sólo les adelanto que hay un video en el que Fernando González exige al Gobierno Federal el esclarecimiento del homicidio de Hugo Estefanía Monroy, ex alcalde de Cortázar, Guanajuato y representante de RSP en esa entidad.

El caso es que el INE de Lorenzo Córdova y sus consejeros –incluidos los cuatro de reciente ingreso: Carla HumphreyNorma Irene de la Luz Magaña (cercana a Ackerman), José Martín Fernando Faz Mora y Uuc-Kib Espadas Ancona–, tiene pocos días para valorar la denuncia, para explorar las afirmaciones y testimonios, para contrastar sus hallazgos en la fiscalización con las acusaciones que no parecen desinteresadas, pero que arrojan pistas sobre un parto al menos poco higiénico. Suponemos que no tendrá tiempo para investigar exhaustivamente la veracidad de las acusaciones, pero sí tiene que tomar una decisión: si le otorga certificado de nacimiento o no al partido de la familia de la maestra.

LEE LA COLUMNA ORIGINAL AQUÍ