Días de furia

Martí Batres Guadarrama, ha perdido, esperemos que momentáneamente, la cordura al haber visto frustrado su capricho de seguir en el poder