:)

Opinión

Embajadora de México y celebridad mundial

Lele se ha convertido en fortaleza de su estado y su peso en el turismo ha levantado hasta la venta de productos artesanales

Publicado

on

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO

¡Cómo ven que México tiene una embajadora que se convirtió en celebridad del mundo mundial! Ha recorrido nueve ciudades importantes: Madrid, Londres, Shangai, Sidney, Chicago, San Francisco, Los Ángeles, Montreal y Toronto. Y como cereza del pastel es considerada la embajadora de la alegría y símbolo de la concordia, tanto que su presencia provocó carcajadas y abrazos entre los senadores Mauricio Kuri (PAN), Ricardo Monreal (Morena), Miguel Ángel Osorio Chong (PRI) y Miguel Ángel Mancera (PRD). ¡Así como lo está leyendo!

México sí tiene embajadores que no se roban libros, por el contrario, promueven al país. Me refiero a Lele, la muñeca monumental artesanal que es originaria del municipio Amealco, Querétaro. Lele (bebé, en otomí) ha recorrido seis países de cuatro continentes y su impacto ha sido tanto que de septiembre de 2018 a agosto de 2019, en la Casa Queretana de las Artesanías se incrementó en 247% la venta de estas muñecas y en 152% el resto de los productos artesanales.

Esta embajadora tiene seis metros de altura y, de acuerdo con el góber de Querétaro, Francisco Domínguez, generó más de 100 millones de impactos en redes sociales en su paso por el mundo. No cabe duda que si alguien ha demostrado la fortaleza de su estado y el peso del turismo, ese es Pancho Domínguez

En diciembre pasado, la muñeca visitó el Senado antes de llegar al Monumento a la Revolución, donde encabezó la Feria de la Muñeca Otomí. En la Cámara puso de buenas a los legisladores y el más alegre, el que perdió la compostura fue Monreal, quien entre carcajadas abrazó a Kuri, luego de que el legislador panista dijo: “Somos ejemplo de buenos gobiernos y de buenos ciudadanos, las queretanas y queretanos nos esforzamos, nos esmeramos, nos comprometemos. Somos tan fregones que nacemos donde queremos. Y admirando tanta belleza, ¿quién no quisiera nacer en Querétaro?”.

Obvio los presentes soltaron la carcajada y cuando bajó del pódium se escuchó a Monreal decir algo sobre un destape. Y es que —a decir de propios y extraños—, don Mauricio sueña con gobernar Querétaro, su patria chica adoptada —nació en Orizaba, Veracruz— y, se dice, es el delfín de Pancho Domínguez.

Así, Kuri no pierde oportunidad de presumir la entidad que representa. Él y la vicepresidenta del Senado, Guadalupe Murguía, fueron los anfitriones, los que recibieron a Lele en la exposición plástica, gastronómica y artesanal de Querétaro en la Cámara. En el lugar, los coordinadores no dudaron en probar platillos típicos y chuparse los dedos previo a la sesión y antes de acudir a Palacio Nacional, a la firma del protocolo modificatorio del T-MEC. 

¡Y qué les cuento! Que Pancho Domínguez no había ido al Senado desde febrero de 2015, cuando solicitó licencia como legislador para competir por la gubernatura. En el evento, el panista comenzó su discurso así: “Si me permiten quiero saludar a mi hijo Francisco, que dice que trabaja aquí, pero no le pagan”. Risas de nuevo y la voz de Monreal: “¡Seguro está con Kuri!”. Carcajadas.

La alegría en ese recinto fue en buena parte obra de la embajadora. Fue el 18 de abril del año pasado cuando el Congreso de Querétaro declaró a la Muñeca Artesanal de Amealco como Patrimonio Cultural del estado al considerarse única en su género y digna representante de la tradición, costumbres y raíces de los pueblos originarios. 

Seguro ustedes la reconocieron, pues una réplica de esta muñeca estuvo en el desfile del 20 de noviembre que encabezó Andrés Manuel López Obrador. Sí, estuvo en el carro alegórico con el que participó el gobierno de Querétaro. 

Lee la columna completa aquí

Publicidad
Publicidad