Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

¿Existe el dime dónde te apresaron y te diré quién eres?

Lourdes Mendoza te trae #EnLaMira un recuento de la forma en la que fueron detenidos exlíderes y exgobernadores en la era Peña…

Foto: Especial

La semana pasada vimos cómo fue detenido Alonso Ancira, en Mallorca, acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, tras la venta la planta “chatarra” Agro Nitrogenados a Pemex. Este podría ser el inicio de un top de escandalosas y posibles detenciones de personajes de la política y del mundo empresarial en la 4T. Ojo, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió desde campaña que haría un “borrón y cuenta nueva”, también siempre dijo que los casos abiertos no los pararían y el caso de Ancira y Lozoya son procesos que habían sido denunciados desde el gobierno anterior. Ahora bien, esta detención sigue el patrón de la mayoría de las aprehensiones que se dieron en su momento en el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando la mayoría de los personajes fueron detenidos en otros países, principalmente de Europa y Latinoamérica.

Y no es por hacer una apología del delito, pero veamos…

Elba Esther Gordillo, La Maestra fue detenida el 26 de febrero de 2013 en el Aeropuerto de Toluca, cuando recién llegaba en un vuelo privado de San Diego, California. No está por demás recordar que el 8 de agosto de 2018 fue absuelta de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, luego de que se declararan como improcedentes su delitos, al considerar que las pruebas presentadas no acreditaban su responsabilidad. El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier, se convirtió en el primer mandatario estatal en recibir el peso de la justicia en el sexenio de Peña, cuando fue detenido en la Ciudad de México, tras ser citado a declarar por la PGR. Por los delitos operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal debió pagar una pena de 10 años, 10 meses y 15 días de prisión; de los cuales sólo cumplió la mitad. A el exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, también lo detuvieron en la Ciudad de México, cuando se presentó a declarar en el Reclusorio Oriente, acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero. Hoy enfrenta su juicio en libertad tras pagar una fianza.

Al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, lo detuvo la Interpol en Guatemala, luego de haber solicitado licencia a su cargo y haber huido del país durante seis meses. Al exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, lo detuvo la Interpol en Panamá, justo cuando se preparaba para volar a París, Francia. Tras nueve años de andar prófugo. Finalmente el exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, fue detenido en Florencia, Italia. También por los rumbos europeos fue detenido Rubén Moreira, en el aeropuerto de España, aunque luego fue dejado en libertad.

¿Importa dónde han sido detenidos? ¿Escaparse a Guatemala o a Italia habla de la cultura, la inteligencia o el cinismo de los sospechosos? ¿Qué no es más fácil irse a donde no hay extradición con México? No son los más chics, pero ¡estarían en libertad! Como en Albania, Bielorrusia, Belice, Bután, Botswana, Chad, China, Guinea Ecuatorial o Etiopía.

La lista de políticos detenidos y que pudieran poner un pie en la cárcel es corta, pues no hay que olvidar que aún están prófugos o tienen procesos abiertos en contra exgobernadores como el de Chihuahua, César Duarte; Roberto Sandoval, de Nayarit; Miguel Alonso Reyes, de Zacatecas; Rolando Zapata Bello, de Yucatán; Fausto Vallejo Figueroa, de Michoacán; Mario Anguiano Moreno, de Colima, y Jorge Herrera Caldera, de Durango.

Vale la pena destacar y supongo yo que atendiendo al refrán de “el que nada debe, nada teme”, de inmediato el exsecretario de Energía, Pedro Joaquín, y el de Economía, Ildefonso Guajardo, pidieron a la Fiscalía los llamen a declarar por el caso Lozoya, como lo pidió o sugirió su abogado.

El expresidente Peña Nieto no ha dicho esta boca es mía, pues anda disfrutando las mieles del amor con Tania. Mientras que Lozoya anda escondido al igual que su dueto maravilla: Froylán Gracia y Arturo Henríquez Autrey.

Lee la columna completa aquí

 

ES DE INTERÉS |

Bosque Real apuesta por México, AMLO y su 4T