Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Monreal, el interlocutor

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, le hizo un obsequio al senador y coordinador de la bancada de Morena…

Foto: CuartOscuro

¿Qué les cuento? Que el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, le hizo un obsequio al senador y coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, el 10 de mayo, pero ¡no anden de mal pensados! Le regaló un espacio en el Club de Industriales de Polanco para que les platicara, temas más, temas menos, sobre la importancia del Parlamento abierto, así como de la reforma laboral y el T-MEC. Entre los presentes también estuvieron Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios; Roberto Campa y, obvio, el decano de los líderes empresariales, don Claudio X. González, quien dio la nota. ¡Ya les contaré!

De entrada, con esta reunión podemos afirmar que ha sido superado el desencuentro entre ambas partes por la controvertida, por decir lo menos, iniciativa del senador respecto de las comisiones bancarias, debido al acercamiento que desde entonces ha tenido con los presidentes de los organismos empresariales como la ABM, que integran el CCE.

Al comenzar su intervención, Monreal prometió ser breve, lo que generó risas de los presentes. Como era de esperarse, “el” tema fue la reforma laboral, de la que Monreal destacó que implica la modificación de 500 artículos, es decir, la mitad de todo el ordenamiento jurídico laboral, que tiene mil 10 artículos, y otras tres leyes adicionales. Además, los invitó a conocer la minuta de reforma laboral aprobada por la Cámara de Diputados y les aseguró que antes de que se discuta en el Senado habrá parlamento abierto. Les informó que por unanimidad los coordinadores parlamentarios acordaron llegar al periodo de sesiones el 1 de septiembre con una propuesta de reforma laboral consensuada entre todos los sectores: empresarios, obreros, académicos, expertos y legisladores.

“Van a tener voz, ofreció, pero no sólo voz; vamos a buscar que los acuerdos sean vinculantes para incorporar algunas de las propuestas que les preocupan y que a nosotros nos parecen atendibles”, les dijo el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en el Senado.

¿Están sentados? Se los recomiendo para seguir leyendo, pues a continuación viene la nota que dio Claudio X González, quien calificó a Monreal de interlocutor confiable. Fue muy buen gobernador de Zacatecas, dijo, impulsor de la entidad y promotor del empleo, y destacó que siempre cumplió los acuerdos a los que se llegaba con el gobierno zacatecano. Debido a que ha seguido por esa línea de seriedad y congruencia política, dijo don Claudio, “estamos seguros de que el diálogo permanente ofrecido por el senador entre el legislativo y el sector empresarial será una realidad y de que vamos a ser escuchados en el parlamento abierto”. ¡Quiúboles!

Por su parte, Carlos Salazar, en su carácter de moderador y anfitrión, le dijo que las leyes son el marco de la justicia.

También le informó que sobre el T-MEC, el empresariado mexicano apoya con el acompañamiento de expertos con un Cuarto de Estrategia y otro Cuarto de Comunicación más de 400 empresarios y gente relacionada con las empresas que trabajan en asociaciones probono. Así mismo, cuenta con un importante grupo de cabilderos pagados por el sector privado. “Hemos aportado dos millones de dólares para financiar el trabajo de los cabilderos. Ayudar en la intención de ayudar en la posición de México en el marco del acuerdo comercial con América del Norte”.

Los empresarios, quienes antes platicaron con Luisa Alcalde, secretaria del Trabajo, despidieron al político zacatecano con un gesto significativo: después de adquirir su libro Reforma al sistema financiero mexicano: una visión de futuro, esperaron pacientemente para pedirle un autógrafo —jajajaja— bueno, una dedicatoria.

No olvides leer la columna de Lourdes Mendoza en Eje Central

CONTINÚA LEYENDO | 

En 24 horas, PRI pierde 5 millones de militantes