:)

Opinión

#ElPersonaje | Miguel Ángel Navarro: se lleva y no se aguanta

Lourdes Mendoza Peñaloza relata la crónica de una atropellada comparecencia, donde el Senador Navarro tuvo que salir al quite y defender a López-Gatell

Publicado

on

El Personaje de esta semana fue un senador que no tuvo reparo en defender al indefendible subsecretario, Hugo López-Gatell, quien recientemente nos ha enseñado que no sólo no ha sabido guardar la sana distancia ni con sus seres queridos, sino que ya está de fondo en la grilla política y se aferra a esgrimir argumentos políticos y no científicos para explicar su pésimo desempeño en el combate a la pandemia.

En una caótica y atropellada comparecencia, el pasado lunes, López-Gatell tuvo que ir al Senado a dar los detalles de su gestión –más obligado que por gusto– y, ante la incapacidad del subsecretario para contestar de manera atinada, el senador Navarro tuvo que salir al quite y así sin más, ¡suspendió la comparecencia!, sí leyeron bien, como “no había condiciones” para el diálogo, al senador se le hizo fácil evitar que siguieran exhibiendo al supuesto rockstar de la 4T.

El senador señaló “que una cosa es venir de la oposición, y otra venir de la frustración”, pero el que se vio más que frustrado fue el subsecretario.

Vimos a un subsecretario con la piel muy delgada y con su habitual soberbia y mezquindad, quiso descalificar a legisladoras como Martha Cecilia Márquez, Sylvanna Beltrones y Lilly Téllez, no obstante, las legisladoras lo acorralaron con datos y evidencia.

La historia seguramente juzgará a López-Gatell por sus errores y omisiones, pero no cabe duda de que el senador Navarro se unió a la comparsa oficialista sobre “la profesional gestión” del subsecretario.

Sería bueno que nos contará si cree que los miles de mexicanos que se han visto golpeados por la COVID-19 tendrán el mismo trato que él cuando se contagió y fue hospitalizado por complicaciones en su oxigenación.
Nayarit es primero

Con el espectáculo que presentamos la semana pasada, nos dejó claro que, ni porque es presidente de la Comisión de Salud del Senado y ni porque es médico, le interesa la salud de los mexicanos. Lo que verdaderamente determina sus acciones son sus ambiciones y su servilismo al mejor postor.

Dicen que el senador está más ocupado en llenarle el ojo al presidente López Obrador para que le den la candidatura a la gubernatura en su natal Nayarit para la elección de 2021. No es nuevo que el doctor Navarro cree que es la “carta fuerte” de Morena, pero habría que preguntarle al presidente qué pensaría de que el doctor protagonizó uno de los traumas del mismísimo AMLO: ¡el FOBAPROA!.

Así es, como diputado del PRI allá en la LVII Legislatura, Navarro votó dicho fondo para “enfrentar posibles problemas financieros extraordinarios”

Igual en una de esas sale con que le va a proponer al presidente una estrategia para sacar a Nayarit de la bancarrota en la que está inmerso el estado. Nayarit es primero.

Médico acomodaticio

Si bien Navarro inició su carrera en distintos espacios públicos de la salud pública, en Nayarit, y eso fue lo que lo llevó a forjar un liderazgo local y llegar a ser diputado federal por el PRI e inmediatamente (2000) después senador por el mismo partido, es un médico que le gusta caer parado.

Y es que, a la menor oportunidad, se cambió de bancada y se pasó al PRD, na más porque no se le hizo ser candidato a gobernador en ese entonces por el tricolor y terminó siendo postulado por PRD junto con el Verde. Sobra decir que perdió frente a Ney Gonzáez Sanchez, justo quien le ganó la precandidatura.

Al tiempo.

Navarro Estrada es uno de los tres doctores suspirantes a la gubernatura de Nayarit en el 2021. Los otros dos son Leopoldo Domínguez (PAN) y Jaime Cuevas (PT).


*Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.


*La columna de Lourdes Mendoza Peñaloza se publicó originalmente en Expansión Política

Publicidad
Publicidad