:)

Opinión

#ElPersonaje | Adrián de la Garza

Adrián de la Garza es un viejo conocido de la política regiomontana, gobernó Monterrey en dos ocasiones y fue el primero en la ciudad en ser electo para un segundo periodo posterior inmediato

Publicado

on

Adrian de la Garza
Adrián de la Garza. Foto: Twitter

En época de estridencias electorales, las propuestas serias son las grandes ausentes en los spots y las entrevistas y mireeen, si se trata del estado de Nuevo León, pasamos un día de la secta sexual de NXIVM con Clara Luz, a las metidas de pata y comentarios misóginos de Samuel García.

Por eso, dentro de la penumbra norteña, parece que algo de luz, obvio No de Clara Luz, se ve al final del túnel y al parecer, hay alguien que sí quiere que se le tome en serio, no como un influencer, ni por ser el esposo de alguien, y me refiero a Adrián de la Garza, quien encabeza todas las encuestas y sondeos hasta el momento.

Mientras Clara Luz (con complicaciones hasta para leer) tiene que salir a mentir, ¡perdón! a decir, que no estuvo involucrada con Keith Raniere, acusado y llevado a prisión por tráfico sexual, delincuencia organizada, extorsión y abuso sexual de menores, Adrián ha puesto temas en la mesa que afectan de manera directa a los nuevoleoneses, como recuperar o sustituir los programas sociales eliminados por el gobierno federal, la implementación de la tarjeta “Mujer Fuerte” para las jefas de familia en situación vulnerables (programa que hizo en 2015 cuando gobernó la capital) y hasta retomar los derechos para extraer agua del Río Pánuco.

Por otro lado, mientras que Samuel anda clavado en el Instagram y las redes sociales, Adrián de plano dijo que “es infantil abandonar el pacto fiscal” ya que afectaría a las empresas, la población y desde luego el comercio del estado.

Lee también: #ElPersonaje | Juan Manuel Carreras, con Dios y con el Diablo

“Lo que sí tenemos que hacer es una modificación a este convenio y puntos decimales que le movamos a este convenio, en definitiva, le va a ayudar enormemente al Estado, pero, también tenemos que empezar a ser más eficientes en la capacidad de gestión, en el fortalecimiento de la administración pública y así le vamos a sacar un gran provecho al presupuesto”, señaló el candidato a la gubernatura por la coalición Va Fuerte por Nuevo León a El Financiero.

Las ocurrencias de Samuel García lo exhiben no solo como alguien a quien no se puede tomar en serio, sino que ni sus 500 doctorados hacen que haga una solo propuesta viable para su estado.

¡En una de esas hay que decirle que se asome y recorra la entidad, capaz que se da cuenta que no se le puede poner filtros ni hashtag a la inseguridad y la pobreza! ¿Será que sabe que San Pedro Garza no es Nuevo León?

­Viejo conocido: experiencia y herencia

Adrián es un viejo conocido de la política regiomontana (y no como el viejo cacique de Abel Guerra, esposo de Clara Luz). Gobernó Monterrey en dos ocasiones y fue el primero en la historia de la ciudad en ser electo para un segundo periodo posterior inmediato. Fue también presidente de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal y Procurador General de Justicia de Nuevo León.

Desde joven, estuvo en la administración pública y sabe lo que es trabajar e ir ascendiendo en el gobierno, no como el arribista de Samuel que, por cierto, es postulado por Movimiento Ciudadano, que ni es movimiento, ni es ciudadano.

En la década de los noventa, Adrián se desempeñó como asesor del Subdirector Jurídico y secretario particular del director en la Policía Judicial de Nuevo León. Posteriormente, fue juez calificador y asesor del subdirector jurídico de la Dirección General de Seguridad Pública del Estado y secretario particular del director general de Seguridad Pública del Estado. Inició sus labores en la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León como meritorio en diversas agencias del Ministerio Público, alcanzando el mando de la Dirección de Averiguaciones Previas y posteriormente de la Agencia Estatal de Investigaciones.

También fue secretario particular del procurador General de Justicia del Estado y, por cierto, es hijo de Filiberto de la Garza de la Garza, quien fuera procurador General de Justicia de Nuevo León de 1977 a 1979.

En 2011, Rodrigo Medina anunció que sometería a consideración del Congreso la propuesta de Adrián como nuevo titular de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León. Siete días después, el Congreso de Nuevo León sesionó de forma extraordinaria y ratificó de forma unánime su nombramiento.

De manera contraria a lo que señalan sus detractores, Adrián no fue un soldado de Rodrigo Medina, sino que el gobernador siempre le reconoció su profesionalismo y hasta hubo tensiones importantes cuando él fungió como procurador.

¡Una buena y una mala!

La buena: Adrián ha señalado que una de las piezas fundamentales dentro de su equipo de trabajo es la participación de Ildefonso Guajardo, exsecretario de Economía federal durante la administración de Enrique Peña Nieto, que ahora se desempeña como coordinador de los Consejos Ciudadanos en la campaña.

La mala: en Palacio Nacional están echando toda la carne al asador para coronar a Clara Luz. Falta que nos digan si como gobernadora o como Miss Nuevo León, en una de esas ahí sí levanta.


La columna de Lourdes Mendoza Peñaloza se publicó originalmente en Expansión Política; reproducida aquí con permiso de la autora 

Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.