:)

Opinión

#ElPersonaje | Dante Delgado: viejo lobo de mar

Habrá que darle seguimiento a Dante y a su MC que, para bien y para mal ya juegan en las ligas mayores como partido nacional

Publicado

on

dante delgado MC victorias

Un personaje que ya está de lleno en el proceso del próximo de año y bueno, también el de 2024 es Dante Delgado, quien ha dejado la coordinación de su partido, Movimiento Ciudadano, en el Senado, para asumir la dirigencia nacional, cargo que actualmente ocupa el nuevo coordinador en la Cámara Alta, Clemente Castañeda.

Con este enroque busca operar la elección del próximo año en varios estados, y confirma los rumores dentro del movimiento de que buscan frenar al “alfarismo”. Y es que cabe recordar que hace unos días Enrique Alfaro se destapó como candidato presidencial, algo que puede obstaculizar los planes de Don Dante para que MC sea el tercero en discordia para el 2024 y tenga menor margen de maniobra.

Una de las principales estrategias del partido naranja ha sido reclutar a todos los resentidos de los partidos políticos, y bueno, hasta el momento, no se sabe de qué lado van a jugar. Hay que recordar que no son pocas las veces en las que le han hecho el juego al morenismo, tanto en lo electoral como en lo legislativo. Peeeero a veces ni eso les ha salido bien, pues en más de una ocasión Dante ha terminado mal con el Bloque de Contención, pero también con Monreal, coordinador de la mayoría en la Cámara Alta.

Lee también: #ElPersonaje | Delfina Gómez: desubicada y corrupta

Dante es un político experimentado. De pasado priista, se las vio negras con el zedillismo, periodo en el que incluso llegó a estar en la cárcel por un tiempo. Y es que tras la renuncia de Fernando Gutiérrez Barrios como gobernador de Veracruz para asumir la Secretaría de Gobernación, Delgado asumió como gobernador interino. En 1994, fue acusado de desvío de fondos por 450 millones de pesos y pasó un año tres meses encarcelado en las instalaciones del penal de Pacho Viejo en Coatepec, Veracruz. Posteriormente, fue absuelto de todos los cargos en su contra, y ganó una demanda por daño moral al estado mexicano.

Más allá de ese mal momento, a Dante lo ha tratado muy bien el erario. Inició su carrera política como miembro del Partido Revolucionario Institucional, donde fue Secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional y Presidente del Comité Directivo Estatal en Veracruz. Fue Subsecretario de Gobierno (1983-1985) y Secretario General de Gobierno del Estado de Veracruz (1986-1988). Asimismo, fue Coordinador de la Comisión para el Bienestar Social y Desarrollo Económico Sustentable para el Estado de Chiapas en 1995, Procurador Agrario de 1994 a 1995, embajador de México en Italia y representante Permanente ante la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de 1993 a 1994.

Fue fundador y coordinador general del Partido Convergencia Democrática de 1999 hasta febrero de 2006, cuando fue nombrado presidente del partido, que se convertiría en Movimiento Ciudadano.

Ahí, con paciencia y habilidad política, Dante ha sabido convertir a su partido en un actor clave en la política mexicana, y hoy gobierna dos de las entidades más importantes del país: Jalisco y Nuevo Leon.

Dante es un viejo enemigo del presidente López Obrador. En 2006 y 2012, el partido fue parte de la alianza que impulsó la candidatura del hoy presidente. En 2021, tras la renuncia de AMLO al PRD, Dante le ofreció la plataforma del partido para seguir su carrera, e incluso varios experredistas, hoy morenistas llegaron al Congreso en las listas plurinominales de MC. ¡Ahí te hablan, Ricardo Monreal!

Pero el rompimiento fue grave y ahora, desde la oposición, don Dante no pierde la oportunidad de señalar los muchos errores del gobierno, eso si manteniendo una “sana distancia” con Morena. Por eso de que haya reconciliación.

Dicho esto, habrá que darle seguimiento a Dante y a su Movimiento que, para bien y para mal ya juegan en las ligas mayores como partido nacional. Habrá que ver si serán flor de un día o llegaron para quedarse.

O si por su soberbia seguirá haciéndole el caldo gordo a Morena, pues en su terquedad de NADA con el PRI… está dividiendo a la oposición y con ello beneficiando a Morena.


La columna se publicó originalmente en Expansión Política; reproducida aquí con permiso de la autora.

Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.