:)

Opinión

#ElPersonaje | Lorena Piñón: porrista de Alito Moreno

La diputada federal Lorena Piñón salió a defender al dirigente Alejandro Moreno y su permanencia en el cargo, sorprende que ya se le olvidó que lo criticó cuando llegó a ese puesto

Publicado

on

¡Alito, aguanta, tus porristas te levantan!

Pasan los minutos y nomás no se ve que ya vaya a salir humo blanco en Insurgentes Norte y es que Alito Moreno sigue atrincherado a la silla de la dirigencia del PRI, a pesar de que ya le anunciaron la primera llamada los exdirigentes del PRI, y numerosos grupos dentro del partido. Mientras tanto, ya se anunció la segunda “para darle seguimiento a los temas pendientes”, que es el código para decirle a Alito que su permanencia es insostenible por donde se le quiera ver.

Moreno ha recibido apoyos inesperados, particularmente desde Morena, en donde ven con muy buenos ojos el debilitamiento del tricolor. Hay que recordar que desde Palacio Nacional se escuchó la arenga burlona de: “Alito, aguanta, el pueblo se levanta”. Y esa misma arenga ha hecho eco dentro del PRI, en donde parecen estar en plan “Alito aguanta, tus porristas te levantan”.

Apenas el fin de semana pasado la diputada federal Lorena Piñón, quien acusó a Claudia Ruiz Massieu de hacer el trabajo sucio de Morena y de intentar romper con la alianza Va por México desde el interior.

Así como lo leyó, el cinismo disfrazado de valentía entra en escena.

A esta priista “de cepa” ya se le olvidó cuando quiso ser candidata del PAN en Veracruz. Así, cómo lo están leyendo…

¿Priista o panista?

De hecho, déjenme platicarles que en mayo del 2010, el consejero político nacional Armando Barajas presentó una queja ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria contra la aspirante Lorena Piñón que pretende ser la presidenta del PRI. Sí, quería ser PRESIDENTA del Revolucionario Institucional… ¿pero con qué cara?

Pues, Barajas no solo argumentó, sino que presentó pruebas, publicadas por el PAN estatal en internet, de que fue aspirante y precandidata del PAN para una diputación local de Veracruz. Acción que viola diversos artículos de los estatutos del PRI, como por ejemplo: el Art. 65, fracción II, que dice: Pierde su militancia quien sea candidata por otro partido político. O el Art. 161, fracción II, Uno de los requisitos para dirigir al PRI Nacional es no haber sido candidata o activista de otro partido político. Ante estos argumentos tan convincentes la Comisión de Justicia del PRI, debía, por lo antes leído, al menos prohibirle sentarse como aspirante a candidata; su militancia también está en juego. Pero ¡NO fue así!

Pero regresando a su carta, Piñón cita la justificación favorita de Alito para aferrarse al poder, “fui electo por 2 millones de votos”. Lo que se le olvida es que ella misma se quejó de que la elección estaba negociada y que Ivonne Ortega “plancharía su dignidad” para declinar por Moreno. Al final, parece que la que planchó su dignidad a cambió de una diputación fue doña Lorena.

Igualmente, acusa a la senadora Ruiz Massieu y a otros priistas del desprestigio del partido; eso sí, se le olvida cuando ella misma celebró allá en 2019 la llegada de la actual senadora como dirigente del partido. Eso por no decir que no dudó en buscar el amadrinamiento de la maestra Elba Esther, para mantener su empleo como delegada de SRE en Veracruz en 2018. Parece que el oportunismo es la bandera de esta diputada.

Oportunista y machista

Piñón, además de oportunista, es bastante machista. Imagine, no sólo descalifica a las mujeres por su apellido. En 2020, ya desde el CEN, lanzó comentarios despectivos y misóginos en contra de diputadas plurinominales. Y ahí no para la cosa porque Piñón tiene lazos muy cercanos con la embajada iraní. Y digo, una cosa es ser presidenta del Grupo de Amistad México-Irán en la Cámara de Diputados, y otra hacer campaña con ellos en la búsqueda de la gubernatura de Veracruz. ¿Sabrá que en Irán las mujeres no tienen ninguna protección legal contra el acoso, el abuso o la violencia? ¿O que las mujeres no pueden entrar a estadios de deportes varoniles?

Eso sí, sube a tribuna a defender los derechos de las mujeres. ¡Vaya congruencia!

Y que ni Lorena piense acusarme de falta de sororidad, pues tras su carta y cómo linchó a Claudia Ruiz Massieu por su apellido, NO tiene nombre. Ah, y ojo, mientras Claudia fue presidenta del PRI, y a pesar de que fui muy crítica con sus decisiones, jamás me atacó o gritó, al contrario siempre buscó el diálogo.

En fin, este es el tipo de porristas que trae Alito. Aunque claro, no podría esperarse más, porque con sus resultados ha dejado demostrado que es mal dirigente, pésimo operador político y peor gobernante y legislador.

Así, solo personas como Lorena lo defienden a capa y espada.

____________________________________________________

La columna se publicó originalmente en Expansión Política reproducida aquí con permiso de la autora.

Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES DEL DÍA POR WHATSAPP; MANDA LA PALABRA ‘ALTA’ AL DARLE CLIC AQUÍ