:)

Opinión

Lo que mal empieza, mal acaba

Lourdes Mendoza revela detalles sobre las licitaciones de construcción del Tren Maya que asignó Fonatur, hechas en pleno desconocimiento de las leyes mexicanas

Publicado

on

Déjenme contarles de un pequeño gran detalle de las licitaciones de construcción del Tren Maya que asignó Fonatur, de Rogelio Jiménez Pons. Pensé evocar aquel refrán que dice: “Al mejor cocinero se le va un tomate entero”, peeeeero estos no son precisamente los mejores cocineros. Mucha supuesta vigilancia, transparencia y asesorías internacionales, pero en pleno desconocimiento de las leyes mexicanas. ¡Así como lo están leyendo!

CON NOMBRE Y APELLIDO

La responsabilidad es del director jurídico de Fonatur, Alejandro Varela Arellano, quien sacó a relucir su limitada experiencia. Tampoco lo previeron los asesores extranjeros de Fonatur como PriceWaterHouse, Steer, Mextypsa y SenerMex (no se dejen engañar, aunque se ponen “mex” estas últimas son españolas). Ni los abogados, como el despacho internacional CMS Woodhouse Lorente Ludlow, que ha cobrado, hasta donde sabemos, por lo menos 50 mdp por sus servicios a Fonatur.

Foto: El Financiero

Hasta ahora han asignado 4 grandes contratos de construcción del Tren Maya.

El Tramo 1, con un costo de más de 15 mmdp, fue para el consorcio liderado por China Communications Construction Company (China) y a Mota Engil (Portuguesa).

El Tramo 2, con un costo de más de 18 mmdp, a Operadora CICSA de Carlos Slim, junto con FCC Construcción, también de Carlos Slim, pero la empresa es española.

El Tramo 3, con un costo de más de 10 mmdp, fue para Gami, junto con Construcciones Urales (española) y AZVI (española también).

El Tramo 4, con un costo de más de 25 mmdp a ICA.

Pero a todo esto, ¿cuál fue el tomate entero que se les fue?

Legisladores de oposición, PAN (Mauricio Kuri, Romero Hicks), MC (Dante Delgado,Tonatiuh Bravo) , PRI (Osorio Chong, René Juárez) , PRD (Mancera, Verónica Juárez) aquí les dejo un garbanzo de a libra…

Resulta que la Ley de Inversión Extranjera, en el artículo 8º dice que se requiere resolución favorable de la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras para que la inversión extranjera participe en un porcentaje mayor al 49% en la construcción, operación y explotación de vías férreas que sean vía general de comunicación, y prestación del servicio público de transporte ferroviario. Es decir, debieron de haber pedido permiso para esto, y las dependencias deberían de haberlo exigido desde las bases de licitación.

EN TEORÍA…

Las leyes se hicieron por algo, de entrada, para respetarse, pero en el fondo su razón de ser es proteger a la industria mexicana y, en este caso, a las constructoras mexicanas del sector ferroviario. ¿Qué dice la CMIC?

Al parecer, en todos lados se cuecen habas, porque el Corredor Interoceánico, de Rafael Marín Mollinedo, también violó la ley cometiendo el mismo error. Asignó contratos de construcción de vías férreas a empresas extranjeras que no cuentan con dicha resolución. Ahí las ganonas fueron otra vez las españolas: Comsa, Caltia y Construcciones Urales.

Tras leer esto seguro ahora harán hasta lo imposible por convocar a la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras para subsanar la ilegalidad, ¿y las demandas pertinentes, apá?

Sin duda, los proyectos ferroviarios de este sexenio han sido grandes promotores de la península, pero no la de Yucatán, sino de la península Ibérica, pues la ley que violaron está para defender y proteger a las constructoras ferroviarias mexicanas.

Ah ya también hice lo propio en Transparencia y miren lo que me contestaron en la Secretaría de Economía: que no pueden dar información a terceros. Sí, sin palabras.

Foto: El Financiero

SFP NOS MIENTE

En la columna del lunes 19 de octubre, con documentos en mano, les demostré cómo la secretaría que dirige Irma Eréndira Sandoval simulaba revisar Dos Bocas. Hoy les puedo comentar que, según las disposiciones de esta dependencia, el mecanismo por Ley para reportar los avances físicos financieros de los trabajos del Tren Maya es mediante la Bitácora Electrónica y Seguimiento de Obra Pública (BESOP). En dicho sistema, se deben reportar las incidencias de los trabajos, instrucciones, cambios, aprobaciones, avances, etc.

Luego entonces, para averiguar si los avances reportados en ese sistema coinciden con los de las mañaneras, solicité por Transparencia, para variar y no perder la costumbre, a la SFP y al OIC dichos avances y para mi sorpresa, –échense un fuerte por el coraje qué harán– informaron que NO se tienen registros y que Fonatur estaba actualizándolos, por lo que ¡no había nada que reprochar! Quihúboles… esos son arrestos.

Sin embargo, fuentes al interior de la entidad me informan que esto NO es así, porque el OIC hizo llegar a Roger Francois Desdier Tello, subdirector de Obras de Fonatur, un oficio apercibiendo el incumplimiento en las anotaciones de bitácora y de los avances de las obras.

COROLARIO…

¿Será acaso que, como le he reportado antes, ya se hicieron bolas con los avances y están trabajando a marchas forzadas para hacer los Convenios para “santificar” el desmantelamiento anticipado y precipitado de la vía vieja, previsto para 2022, a falta de los proyectos aprobados y el abrupto cambio del eje de trazo?

Hasta aquí mi reporte Joaquín (López Dóriga)… ¡ah no! jajaja, pero de que seguiré informando en esta Sobremesa, lo seguiré haciendo. Y sólo por darles un adelanto, el Tramo 5 va a ser un tiradero.

*La columna se publicó originalmente en El Financiero, reproducido aquí con permiso de la autora

Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.

Publicidad
Publicidad