:)

Opinión

El descalabro de Alito*

El partido tricolor pasa por uno de sus peores momentos después de perder TODAS las gubernaturas en juego, señala Lourdes Mendoza

Publicado

on

Foto: Twitter @alitomorenoc

Quien se las está viendo negras desde que se dieron los resultados electorales es nada más y nada menos que Alito Moreno, el presidente nacional del PRI. Y no es para menos si el tricolor pasa por uno de sus peores momentos después de perder TODAS las gubernaturas en juego.

La riña del martes afuera de la sede nacional del PRI encendió las alertas. A las 6 de la mañana llegaron militantes encabezados por Nallely Gutiérrez para exigir la renuncia de Alito por haber perdido ocho gubernaturas que retenía el tricolor, 250 municipios y un millón de votos. Cerraron la sede con cadenas y después se les unió el exgóber de Oaxaca, Ulises Ruiz.

Por la tarde llegaron simpatizantes del líder nacional y nadie se imaginaba lo que sucedería. Un grupo de personas con palos en mano y algunos armados se enfrentaron con los priístas que apoyaban a Alito. Hubo detonaciones, lesionados y una guerra de declaraciones.

Alito señaló a Ulises y a Nallely de llevar al grupo de choque y de la “actitud gangsteril y porril”, dijo que son infiltrados de Morena y los acusó de privación ilegal de la libertad. Ulises Ruiz responsabilizó a Alito, Ruben Moreira, José Murat e Israel Betanzos de ese y otros ataques que sufran los militantes que mantienen tomado el PRI “de forma pacífica”. Nallely dijo que la riña fue un montaje del líder del partido y se desmarcó del financiemiento de Dolores Padierna y René Bejarano.

Esto señoras y señores es un asunto de política, no de golpeadores y porros.

Ojo, porque sí hay militancia enojada por los resultados electorales. Para que se den una idea del descalabro: 8 de las 15 entidades que se pusieron en juego son gobernadas por el PRI, pero las perdió en las urnas: Colima, Campeche, Guerrero, SLP, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

Mención aparte merece Campeche, tierra de la que acaba de ser góber Alito y aún así y dejando a su sobrino Christian Castro como candidato de la alianza, la perdió. Jajajajaja suponía que tenía la gubernatura en sus manos, peeeero dicen las malas lenguas, que si ni en su tierra y con Moreira operando lo quisieron … por qué lo querrían en el PRI, ¿con qué cara se queda? Ouch.

Aguas porque una de las inconformidades fue la integración de las listas a diputados federales por representación proporcional. ¡Y cómo no si se sirvieron con la cuchara grande! En el primer lugar por la cuarta circunscripción aparece el mismísimo Alito, quien será legislador a partir de septiembre.

Y no contento con ello, también puso en la lista a su secretaria general del partido, Carolina Viggiano. Y ¿por qué no? De una vez al esposo de doña Carolina, el exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, quien será el coordinador de la bancada.

Aunque Moreira bien podría ser presidente del PRIMOR (PRI-Morena), pues como diputado votó junto con Morena o les ayudó hacerles el caldo gordo. Miren: No votó a favor de Presupuesto, pero se salió a la hora de la hora; y votó con ellos, y en contra de su bancada, la Guardia Nacional, la revocación de mandato y la reforma educativa, entre otras ¡así como lo están leyendo!

Pero aquí no se termina la historia. Resulta que Caro no solo se va a San Lázaro con esposo… sino con todo e hijo, porque metió en la lista de pluris a uno de sus amigos cercanos, Marco Antonio Mendoza Bustamante, que lleva como compañero de fórmula —redoble de tambores— a Juan Pablo Beltrán Viggiano. Sí, ¡su hijo!

Y ya que andamos con eso de los familiares que serán diputados anoten a Carlos Miguel Aysa Damas, hijo del gobernador interino de Campeche, el que sustituyó a Alito. Y a Mariano González Aguirre, hijo del exgóber de Tlaxcala, Mariano González Zarur.

Ojo, me dijeron fuentes priístas que los 20 pluris, Alito se los ofreció a AMLO y la llegada de Moreira como coordinador, lo confirmaría.

Lee la columna ‘En la Mira’ de Lourdes Mendoza en El Financiero

Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.