:)

Opinión

¡Que pase el desgraciado!

Ahora que ya va a empezar el mega-show Lozoya, nadie duda que el extraditado trae en la mira a Luis Videgaray

Publicado

on

Foto: CUARTOSCURO

Diría Laura Bozzo en su programa de televisión .

Durante el sexenio de EPN la percepción fue que la corrupción en Pemex, –mientras estuvo Emilio Lozoya con el dueto maravilla formado por Froylán Gracia y Henríquez Autrey–, estaba como nunca antes, es tan real como que hoy, gracias al pésimo manejo de Pemex por parte del agrónomo Octavio Romero y a las “ideotas” de la secretaria Rocío Nahle, la empresa petrolera de los mexicanos ya perdió el grado de inversión y estamos por perderlo en el País.

Ahora que ya va a empezar el mega-show Lozoya, nadie duda que el extraditado trae en la mira a Luis Videgaray. Es bien sabido que Lozoya detesta al otrora poderoso secretario, y quiere vengarse. También es muy conocido que, desde 2015, Luis Videgaray le pidió varias veces a Peña (1 año se tardó) que quitara a Lozoya (cosa que finalmente Peña hizo cuando la crisis de falta de pago a proveedores explotó a principios de 2016). Por eso Lozoya culpa a Videgaray de que lo corrieran, y pues, para qué negarlo, algo tiene de razón. Sin embargo, lo que muy pocos conocen es cómo empezaron los pleitos entre los dos personajes.

Aquí se los cuento

Todo empezó nada menos y nada más que durante las negociaciones de la reforma energética, allá por el verano de 2014. ¿Cuál fue la bronca? Pues que Videgaray se le atravesó a Lozoya en uno de sus mayores deseos: que Pemex pudiera escoger discrecionalmente a sus socios privados para explotar campos petroleros. Esos contratos gigantescos, que son conocidos como “farm-outs”, Lozoya los quería asignar por dedazo, sin licitación (así como hoy asigna las licitaciones la 4T) argumentando que así lo hacen otras grandes petroleras. Darle esas facultades a Lozoya para manejar a su gusto las mismísimas reservas de Pemex, se podrán imaginar, le puso los pelos de punta a Pedro Joaquín Coldwell, quien alertó a Videgaray, y juntos se opusieron al capricho del joven director. La pelea no estuvo nada fácil, pues Lozoya ya había cabildeado su idea en el Congreso y en Los Pinos, peeeeeero al final quedó en ley que los farm-outs los tendría que licitar la CNH (organismo que fue autónomo y hoy está coptado por la 4T)

¿Se imaginan la clase se contratos que Lozoya se habría aventado si hubiera ganado aquel pleito? Por cierto, Lozoya hizo berrinche, y se negó a hacer farm-outs mientras estuvo en Pemex (el primero fue el campo Trión con la australiana BHP, pero ya en tiempos de Pepe Toño González Anaya).

¿Qué tal, eh?

Bien dice Lozoya, él no actuaba solo y sus operadores “Froy” Gracia, como le llamaban sus cuates, y Henríquez Autrey también deben ser llamados a rendir cuentas. ¡Ojo a esta denuncia!, la carpeta de investigación comenzó desde el sexenio de EPN, no en este. Baste recordar que el presidente AMLO dijo: NO vamos por venganza, pero lo que (se) está investigando le daremos seguimiento.

El vaso medio lleno o medio vacío

Unos dirán, seguro EPN está dándose de topes diciéndose: cómo no deje esto arreglado y cerrado.

Otros dirán, seguro EPN debe estar contento pues en su administración se abrió el expediente porque nada tiene que ver y por fin la investigación terminará.

En este avión del gobierno mexicano se extraditó a Lozoya y no es por echarle más limón a la herida, pero propios y extraños se preguntan ¿dónde quedó la austeridad republicana? ¡Por qué lo regresan en un avión privado y no en Iberia o Aeroméxico en clase turista! No es justo. Ah, este avión lo compró Murillo Karam por su paso en la PGR.

Esta es la carta que el director general de asuntos jurídicos de la SRE, César García, le mando a Rubén González, director general de Procedimientos Internacionales de la FGR, mediante la cual le hace referencia a la petición formal de extradición internacional que el gobierno Mexicano formuló al Gobierno del Reino de España en contra de Emilio Ricardo Lozoya Austin.

Causa Penal 211/2019

Operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Causa Penal 261/2019

Asociación delictuosa; Cohecho; y Operaciones con Recursos de procedencia ilícita.

Muy Bien, Mendoza Davis

Dirían algunos, se llevó la rifa pues le tocó la presidencia de la Conago en un momento crítico para México, golpeado por una doble emergencia: sanitaria y económica. Trabajó en promover la unidad nacional e impulsar el crecimiento económico para tratar de impulsar la generación de empleo formal y con ello generar bienestar”. Lástima que en la 4T hicieron oídos sordos.

Lee la columna original aquí

Publicidad
Publicidad