:)

Opinión

Red de contratistas en Sedena

La Secretaría a cargo de Luis Cresencio Sandoval ahora lidia con casos de proveedores consentidos

Publicado

on

Ojo con lo que pasa al interior de la Secretaría de la Defensa Nacional, de Luis Cresencio Sandoval, pues, además de tener la titánica tarea de la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, ahora podría estar lidiando con casos de proveedores consentidos, y todo lo que eso conlleva, para un gobierno cuya principal insignia es erradicar ese tipo de prácticas.

Al interior de esta dependencia hace mucho ruido la red de empresas, relacionadas con Patricia Manón Romero Rodríguez y sus cercanos, léase Mario Alfonso Ortiz Romero y Alejandro Gutiérrez Romero, quienes se han servido con la cuchara grande como proveedores de insumos químicos, colorantes, hilos y telas, para la confección de uniformes y equipos tácticos.

Se trataría de las firmas Intman y Nicela, que se perfilan como las próximas contratistas para la “Adquisición de insumos para vestuario con patrón de camuflaje TE-3”; proceso por invitación en el que se incluye la compra de cierres, cintas y telas, y cuyo fallo saldrá este mismo mes.

Sobre esta empresaria, hoy de 64 años de edad, hay que recordar que inició su historia en la Secretaría de la Defensa como representante legal de la proveedora de hilo Zagis S.A. de C.V., no obstante dejó de firmar las propuestas económicas de la empresa en 2019. Mientras que en los registros de Compranet, la empresa tiene de 2014 a la fecha, 27 contratos, todos ellos con la Sedena, por más de 625 millones de pesos. De estos, 14 por adjudicación directa.

Además, otra de las firmas cercanas a este grupo es Introm Textil S.A. de C.V., constituida el 3 de abril de 2008, por Alejandro Gutiérrez Romero. Misma que ha logrado 53 acuerdos por 141 millones 137 mil pesos, 12 de ellos firmados de 2019 a la fecha.

Ya en 2010, se constituye Intman S.A. de C.V. para la compra, venta, distribución, manufactura y maquila de toda clase de calzado. No obstante, de 2015 a la fecha, la empresa sólo ha sido proveedora dos veces, una en 2017 cuando la contrataron para entregar equipo táctico por 10 millones 511 mil pesos; mientras que en 2020 se quedó por adjudicación directa con 297 mil 234 euros para suministrar refacciones tipo Sabiex Internacional.

Dos años más tarde, Mario Alfonso Ortiz Romero, cercano a la empresaria, constituyó Nicela S.A. de C.V., con la que en los últimos 6 años le han vendido a la Sedena colorantes por más de 545.8 millones de pesos, mediante 28 contratos, 17 de ellos obtenidos por adjudicación directa. Pero esto no es todo, sólo un año más tarde, Operadora Safrat también vio la luz y ya suma nueve contratos, siete de ellos por poco más de 57 millones de pesos, más dos cotizados en dólares, uno de este año, por 521 mil 900, y otro en 2018, por 340 mil dólares.

Lo anterior encendió las alarmas en los niveles más altos de la 4T pues se trata de una familia que comparte algo más que negocios, y si no me cree pregúntele a la UIF de Santiago Nieto.

ETIQUETAN PROPAGANDISTAS…

Así como lo están leyendo, pues me cuentan que los amigos de Hugo López-Gatell ya aprendieron a combinar la ciencia y la política. El Instituto Nacional de Salud Pública ofrece de manera gratuita un diplomado para capacitar a nutriólogos en el nuevo etiquetado de advertencia, a pesar de que nos dijeron muchas veces que hasta un niño de primaria podía entenderlo intuitivamente. Pero eso no es todo, resulta que en la primera sesión, que ocurrió este 1 de octubre, los instructores explicaron que uno de los criterios para evaluar a los alumnos es la publicación de posteos o memes en redes sociales para respaldar el etiquetado; y el mejor de ellos, además de aprobar el diplomado, ¡se llevará un premio! ¿qué le parece? Además de información sobre etiquetado, los estudiantes se llevan una buena lección de propaganda.

POR NO DEJAR…

Déjenme contarles que en el Tren Maya remplazaron a dos de los tres residentes de obra. Sólo para dejar muy en claro, los residentes por ley son los cuidadores oficiales de los trabajos. Radio tren asegura que los cambios son porque nadie quiere firmar “las regularizaciones” para los famosos convenios ¿qué habrá ahí que nadie quiere firmar? Ah, y también supe que en Presidencia, SHCP, Fonatur y SCT jugaron al zafo, pues nadie quería irle a dar la cara a Blackrock y avisarle que el tramo 5 ya NO era para ellos.

LEE LA COLUMNA ORIGINAL AQUÍ

Publicidad
Publicidad