Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Por Pemex perderemos el grado de inversión

¿Las medidas del gobierno son las correctas para rescatar a Pemex? Lourdes Mendoza te lo cuenta en La Sobremesa.…

Foto: Especial

¿Las medidas del gobierno son las correctas para rescatar a Pemex? Lourdes Mendoza te lo cuenta en La Sobremesa.

“El tema” no es ni capitalizarla ni bajarle la carga fiscal, pues lo único que estarían haciendo es trasladando las pérdidas de la Federación a Pemex o al revés. Con el agravante de que, al quitarle deuda y ponerle capital, tendrá más espacio para perder dinero más rápido. “El problema” de fondo es que la empresa quesque productiva del país, es la más improductiva, con costos laborales altísimos.

En el afán de la 4T del “Pemex, Great Again, lo único que harán es ponerle dinero bueno al malo.

El problema no es de capital ni de deuda, esos son los síntomas, la enfermedad es que es improductiva y, por ende, destruye valor.

¿Hay solución? La respuesta es: Sí.

Una de dos, o siguen con la estrategia previa de solamente extraer petróleo de pozos marítimos y terrestres ya existentes y todo lo demás se lo dejan a los privados con procesos limpios, transparentes, equitativos, abiertos (como lo hacía la CNH) con estándares de clase mundial. O que le metan la mano en serio.

Léase, meterse con el sindicato de Romero Deschamps y cambiar los contratos de trabajo. Reestructurar y renegociar todos los contratos de suministro –proveeduría, comercialización y venta– para operar con los mejores estándares mundiales. Y, obvio, cancelar TODAS las actividades que no son rentables. Sacar del balance los servicios médicos, pues tienen aproximadamente 15 mil doctores y enfermeras.

Pemex se debe ocupar de ser rentable, no de tener un mandato para recuperar la soberanía en materia energética.

Por dar un ejemplo, la refinería de la India, como bien dice Rocío Nahle, se construyó en tres años, pero el proyecto duró 10, sumando 13 en total. Luego entonces, sería una mejor idea, con inversiones privadas mexicanas, comprar una de las muchas refinerías que se venden a precios mucho más atractivos y que están en el sur de EU, vamos… en la frontera.

El mandato de cualquier empresa es ser rentable, no traer el tema soberano y mucho menos una misión social. Por lo que, si lo que busca la 4T es beneficiar al pueblo mexicano, es mejor que mande el dinero a sus programas sociales antes que garantizar que todos vayamos a llenar nuestros tanques de gasolina refinada en México.

Desde la época de Salinas de Gortari, la intención de los tecnócratas fue que se quedara con lo más básico, extrayendo petróleo de Cantarell y todos los pozos existentes, y poco a poco irla haciendo pequeña. La carga fiscal, quitarle todos los excedentes, respondía a una lógica de evitar que sus directores se pusieran creativos y se sintieran jeques de Arabia Saudita. Pero, el mayor PERO, sin duda vino con la administración de EPN, pues permitió que se endeudara. Pidieron 60 mmdd y no sólo no creció, sino que de sacar 3 millones de barriles de petróleo diarios (mdbdpd), terminaron en sólo 1.8 mdbdpd. ¿Qué hicieron con ese dinero?

Pemex está en blackout hasta mayo en el mercado de NY porque necesita los estados financieros auditados de 2018 para emitir.

Sólo tienen dos opciones. O emiten deuda en euros (poca) o negocia créditos directos con la banca y/o emite deuda doméstica y obliga tanto a los bancos como las afores a tomarla.

Hace dos días las calificadoras le dieron un downgrade a 4 bancos, en parte por su exposición al riesgo soberano.

México, incluyendo Pemex y CFEdebe 45% del PIB, que es como 550 bdd.

El costo financiero esperado para 2019 es de 3% del PIB; es decir, como 40 bdd.

La regla de dedo es que las calificadoras te quitan un nivel de calificación cada que la deuda aumenta 2.5 pp del PIB.

México está dos o tres grados arriba de grado de inversión, dependiendo de la calificadora.

Así que, en principio, México tendría que aumentar la deuda a PIB de 45% a 50% para perder el grado de inversión. Aunque quizá a AMLO le tengan menos paciencia y le bajen la calificación con un aumento de deuda de uno o dos pp.

Ojo, el 62% de los bonos está en manos de extranjeros.

El efecto no es que Wall Street nos vea feo o que los fifís no crean en la 4T. El tema es que Pemex empobrecerá a los mexicanos si continúa Octavio Romero con este modelo de administración.

Lee la columna completa de Lourdes Mendoza aquí

ES DE INTERÉS |

Pemexianos descontentos