Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

Presidente, le siguen mintiendo

¿Dónde están esos contratos con NavBlue, cuánto costaron, cómo se le asignaron?…

Ahora sí, ya todos me contestaron, Sedena, Seneam, Presidencia, SCT y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, y los contratos con NavBlue de Airbus –agarre vuelo para seguir leyendo– ¡no existen!, y no lo digo yo, sino el INAI.

¿Quién es NavBlue? La quesque superempresa (sarcasmo) que el secretario Jiménez Espriú, de la SCT, anunció que tiene como asesora para el aeropuerto de Santa Lucía.

Hace un mes (25 de marzo) le conté que esa empresa está haciendo, “ahora sí en serio”, los estudios de cómo organizar el espacio aéreo para que Santa Lucía y el AICM puedan operar. Los mismos que el año pasado le dijeron a AMLO que sin bronca ambos aeropuertos podrían operar al mismo tiempo. Obvio que se puede, si actualmente conviven, pero de ahí a incrementar la capacidad aérea, es otra historia.

En dicha entrega, sólo me habían contestado Seneam y Sedena, pero hoy ya tengo las respuestas también de la SCT, Presidencia, ¡ah!, y del GACM, sobre dónde están esos contratos con NavBlue, cuánto costaron, cómo se le asignaron y otros datos interesantes. La respuesta de todos fue que NO existe información de contratos con NavBlue. O sea, ¿se les esfumaron?, o ¿ni los firmaron? Además, fue el año pasado cuando dieron su recomendación, luego entonces, ¿cómo les habrán pagado si todavía ni empezaba el sexenio?

Así pues, si en un futuro cercano resulta que Santa Lucía nomás no jala, o que es inseguro volar y que ni Mitre ni la FAA dan su vo.bo para aterrizar, denle un aplauso a NavBlue y a Airbus.

Ah, y para que no les digan ni les cuenten, les adelanto que pronto comenzaremos a ver un terreno asimétrico en los cimientos del NAIM, PERO no por estar mal construido, sino porque al no tener las estructuras empezarán a flotar las cimentaciones de edificios (como edificio terminal, torre de control y centro multimodal) por falta de peso o mejor dicho, contrapesos. Y peor aún, como la 4T no previó el retiro de la precarga, ésta se hundirá hasta perderse en el fondo del lago. En fin, el aeropuerto NAIM ha cancelado el inmediato crecimiento de México, que se contrató con absoluta transparencia y donde no hay ni personajes en la cárcel ni denuncias en contra de los prestadores de servicio.

Les aseguro y al tiempo me remito, las dos cuestan 13,000 millones de dólares. El NAIM se contrató con concursosinternacionales trasmitidos en vivo con internet; de la refinería todo es opaco. El NAIM es autofinanciable con el TUA; la refinería es dinero fiscal y además necesita que produzcamos más petróleo que se ve muy difícil en los próximos 6 años de sexenio (como dato hoy producimos 1.7 millones de barriles diarios).

La refinería tiene un suelo pantanoso, más difícil que el NAIM(será en Tabasco) tiene mucho potencial que se inunde, pues está cerca de una curva del Grijalva; o salvan Villahermosa o salvan la refinería. Está pegada al mar, es importante considerar el cambio climático y los tsunamis. ¿Qué pensará el mundo? Nosotros tenemos 6 o 7 refinerías trabajando al 30% de su capacidad y un AICM saturado con 70 años de antigüedad.

Hoy comienza Santa Lucía…

Hoy está prevista la discusión de la reforma laboral, punto medular para que salga la ratificación del T-MEC, y que trae con el santo en la boca al CCE, Coparmex, Concamin, Canacintra, Consejo Mexicano de Negocios, etc. Ojo, los 3 países –México, EU y Canadá– se quieren colgar la medallita. En Canadá siempre han sido muy progresistas en el tema laboral y Trudeau así quiere pasar. En EU, los demócratas se la quieren llevar para mejorar en las próximas elecciones y la 4T, porque es un tema que AMLO ha apoyado. Ahora bien, sólo nosotros tenemos un arma secreta, sí, a Napo, al senador Gómez Urrutia, pues no hay que olvidar que su exilio fue en Canadá y con las “unions” hizo grandes amistades.

Lee la columna de Lourdes Mendoza en El Financiero

CONTINÚA LEYENDO |

BIVA gana venta de Fibra E a BMV