:)

Opinión

Degradación

La FAA ha programado una visita el 23 de mayo para revisar el estado de la aviación en México, dice Lourdes Mendoza

Publicado

on

En el contexto de las muy preocupantes noticias de las que la aviación mexicana ha sido protagonista, la FAA ha programado una visita el 23 de mayo para revisar el estado de la aviación en México. ¡Que Dios nos agarre confesados!

Cierto es que no era la primera vez que sufrímos una degradación. En 2010 lo mismo le pasó a la administración de Felipe Calderón, pero con la diferencia de que ellos sí entendieron la gravedad del asunto y lo vergonzoso de la situación.

Los funcionarios de aquella época atendieron rápidamente todos los hallazgos, y le dedicaron recursos por mil millones de pesos para que en tres meses México y sus aerolíneas nacionales no perdieran participación de mercado con las aerolíneas estadounidenses. En tiempos de la 4T, esto no ha pasado y tampoco parece importarles, a pesar de que el mercado transfronterizo es el más importante para la aviación nacional.

No hay plazo que no se cumpla

Esta visita es importantísima para saber si ya cumplimos, tengamos de vuelta la categoría 1 o no. Además, es la oportunidad de oro para Jimmy Pons, que tendrá que demostrar si su nombramiento en la Subsecretaría de Transporte obedece a sus talentos o sólo aceptó un hueso para cubrirse las espaldas del tiradero que dejó en el Tren Maya, donde por cierto el equipo de Javier May le sigue sacando muertos del clóset.

Los expertos lo han dicho una y otra vez: la aviación es un tema estratégico y de seguridad nacional. En un país como México, con un alto tráfico de pasajeros nacionales e internacionales, con una posición geográfica privilegiada para consolidarse como un hub regional, el sector debería estar viviendo otra historia y no estar cargando una bomba de tiempo que es un freno de mano para la recuperación del sector.

Honor a quien honor merece

En este desaseo no le quitaremos mérito al exsubsecretario Carlos Morán Moguel, quien pasará a la historia como el funcionario responsable que nos hizo pasar a categoría bananera ante su incompetencia de poner orden. No conforme con ello, tuvo ocho meses para devolverla y, ¿qué cree?, ¡no pudo! Luego de su desastre, Morán tuvo que aceptar su propia degradación como director del AICM, donde sigue haciendo de las suyas.

Su visión anticuada de la aviación ha hecho perder a las aerolíneas comerciales al menos 5 mmdp en épocas de vacas flacas, que siguen sin recuperarse de la crisis de la pandemia.

Le puedo confirmar que las aerolíneas nacionales, que son las más interesadas en recuperar la categoría 1 y revertir la caída en la participación de mercado, destinaron recursos y apoyaron en tareas que corresponden a la AFAC para resolver los hallazgos de la FAA, para lo cual contrataron consultores y expertos. También colegios y asociaciones de expertos aeronaúticos se acercaron para brindar apoyo. Sin embargo, en su infinita soberbia, se desdeñó la ayuda y solicitaron el retiro de los expertos.

No canta mal las rancheras

Y es que la AFAC, que lleva el capitán Carlos Rodríguez Munguía, no dista mucho de presumir el mismo desorden que vive el Seneam. La agencia ha visto el apoyo de las aerolíneas como una intromisión a su autoridad, ¡así como lo están leyendo!, y han sido muy herméticos en los “avances” (si es que los hay) que han alcanzado luego de los trabajos que han sostenido con los asesores de la FAA, presentando sólo planes muy generales y sin ningún detalle a los representantes privados del sector.

En las primeras sesiones la AFAC y la FAA alinearon el plan de trabajo y todo parecía marchar bien; sin embargo, cuando se les solicitó evidencia de su implementación, la AFAC no había seguido las recomendaciones.

Otros nombres de responsables que saltan a la palestra son el de Pablo Carranza, director ejecutivo de Aviación, quien inicialmente estuvo como responsable de acreditar las evidencias a la FAA, y que posteriormente, ante su mal desempeño, fue sustituido en esta responsabilidad por Leonardo Martínez, director de Seguridad Operacional, quien como mejor carta de presentación es haber participado en la degradación de 2010.

Aun así, el equipo de Rodríguez Munguía sigue.

Al rescate

Y como si se tratara de una emergencia aérea, otras dependencias han tenido que echarle el hombro al sector. Tal es el caso de la Secretaría de Gobernación, de la SRE, Aduanas, Migración y Profeco, que han tratado de sortear y resolver las dificultades de aerolíneas y pasajeros ante la falta de diligencia y orden de la SICT, que lleva el fantasmagórico secretario Jorge Arganis.

Ojalá los connacionales del embajador estadounidense Ken Salazar encuentren novedades positivas, pues le conviene a ambos países, aunque algunos no lo entiendan.

3 años de abusos en la Torre de Control de Toluca

Ojo, “ahijada” del exdirector de Seneam Víctor Hernández, Paola Aidee Salazar Martínez, quien obtuvo el cargo de jefa de estación en mayo de 2019, ha ejercido abusos, violentado derechos y tomado represalias en contra de los trabajadores que reportan incidentes o se quejan en Seneam Toluca.

El desarrollo de los servicios de tránsito aéreo en Toluca se ha visto limitado, taponado y restringido por Paola.

Uno de sus berrinches más grandes y peligrosos fue cerrar el turno nocturno de Aproximación Toluca, el cual fue absorbido por Centro México, generando mayor carga de trabajo a los controladores, quienes además fueron notificados de un día para otro, “por instrucciones del director general”, excusándose con la pandemia; sin embargo, hoy en día el turno nocturno sigue en México sin justificación operativa.

Sabiéndose muy protegida en abril de 2022, Paola contrató a:

Su hermano, Roberto Salazar Martínez, nivel 80.

Su primo, Abel Aarón Arvizu Martínez, nivel 59.

Su familiar, Jorge Medina Zamudio, nivel 55.

Se trata de niveles muy altos que no son congruentes con el tabulador ni las funciones que desempeñan. Ah, y a su hermana María del Rosario Salazar Martínez la mandó de Seneam de México a Recursos Humanos.

Obvio, estas conductas han sido reportadas ante el OIC, pero los controladores no han obtenido respuesta alguna.Señores de la SICT, aquí sólo hay de dos sopas: levantan el vuelo o estrellan al país.