:)

Política

Actuar del Gobierno en caso Lozoya es “de cobardes y malparidos”: Fernández de Cevallos

Acusó que en su lucha contra la oposición, enlodan a personas respetables, como la periodista Lourdes Mendoza

Publicado

on

Fernández de cevallos emilio lozoya Lourdes Mendoza
Foto: Especial

El excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos calificó como “de canallas, cobardes y malparidos” el actuar del Gobierno Federal en el caso contra Emilio Lozoya, en el cual, acusó, se ha enlodado a periodistas respetables, como Lourdes Mendoza.

Durante una entrevista con José Cárdenas, el político lamentó que el problema de fondo es que, en un afán de atentar contra la oposición, la 4T ha incurrido en lo que él califica como casos de tortura, y no le ha importado pasar por encima de la reputación de personas inocentes.

Fernández de Cevallos habló sobre las fotografías que difundió la comunicadora en días recientes, y cómo estas imágenes exponen la farsa que hasta el día de hoy es el supuesto combate a la corrupción que tanto presume el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Lozoya y su defensa sí argumentaron arraigo domiciliario ante juez, reitera Lourdes Mendoza

El ‘Jefe’ Diego señaló que, más que ver a un procesado cenando en un restaurante de lujo, ve dos motivos, de fondo, distintos pero vinculados, por los que la sociedad se encuentra indignada en torno al escándalo.

Uno de ellos, dijo, es:

“Porque la sociedad está cansada de tanta impunidad; porque la mayoría de los delitos quedan impunes”.

El otro, indicó, es porque las imágenes advierten a la sociedad que la lucha contra la corrupción sigue siendo una farsa “tramposa y selectiva”.

Puntualizó que: “Es la repugnante manipulación que este gobierno viene haciendo de la ley y de la justicia. Es cínica la manera tramposa y selectiva en que nos dicen que combate a la corrupción”.

El caso Lozoya y los ataques a Lourdes Mendoza

Si bien, para Fernández de Cevallos, el caso de Lozoya es uno más de entre tantos que exponen el actuar del Gobierno Federal, dijo que es paradigmático por, esencialmente, cuatro motivos:

“Primero”, apuntó, “lo detienen en España por la denuncia conocida por Odebrecht, de haberle dado 10.5 millones de dólares para celebrar un contrato que realmente se celebró para una obra en la refinería de Tula. Ahí comienza todo este escándalo”.

Segundo, tras la extradición de Lozoya a México, las autoridades arraigaron a su madre y “se fueron” contra su esposa.

Tercero: Desde este escenario, usando a su familia para presionar al exdirector de Pemex, el gobierno ofreció a Lozoya diversos beneficios a cambio de acusar a gobernantes del pasado y de líderes opositores a la la 4T.

“O sea, cantas calandria lo que te digo, o te apachurro el nido”.

Finalmente, Lozoya, para salvarse y para salvar a su familia, acepta ser testigo colaborador.

Todo esto, indica el ‘Jefe Diego’, es entendible. Sin embargo, el hecho de que el Gobierno Federal se aprovechara de la a la figura jurídica del criterio de oportunidad y del testigo colaborador para que sus perseguidos imputen delitos en contra de sus adversarios:

“Sin aportar pruebas contundentes es un proceder de canallas, de cobardes y de mal paridos”, sentenció Fernández de Cevallos.

Y, más aun, “que en el camino enloden a una periodista respetable y respetada como lo es Lourdes Mendoza […] es un proceder de marranos.

Desde este panorama, el excandidato a la presidencia de la República indicó que todos los días se comprueba la “manipulación cínica, selectiva y tramposa” con la que el Gobierno encabezado por López Obrador asegura combatir la corrupción.

Recordó que, pese a que Odebrecht había confirmado el destino del cohecho por el que se señala a Emilio Lozoya Austin, el gobierno lo ha sometido a distintas torturas, con el fin de cambiar el el destino del cohecho que admite haber recibido:

Eso es todo. Cambiar el destino del dinero para imputar a Ricardo Anaya y a muchos más, así se lleve bajo a esa infamia a una mujer respetable como Lourdes Mendoza.

EC