Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.

AMLO admite que Urzúa tuvo diferencias con él y con 3 funcionarios más

Carlos Urzúa presentó ayer su renuncia a la Secretaría de Hacienda…

Foto: CuartOscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que tuvo algunas diferencias con el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, particularmente en el Plan Nacional de Desarrollo y en el manejo de la Banca de Desarrollo, lo que habría propiciado que el economista haya presentado su renuncia.

Yo tuve diferencias con él, yo lo respeto mucho, pero estamos en un proceso de transformación, aquí no se oculta nada“, dijo en conferencia mañanera.

Así mismo, comentó que cuando Carlos Urzúa le presentó el Plan de Desarrollo, este no reflejaba el cambio que se quería marcar respecto del esquema neoliberal y al ejemplificar se lanzó contra el exgobernador del Banco de México y el exsecretario de Hacienda del sexenio pasado, aunque luego reparó:

“Era como si lo hubiera hecho Carstens, o Meade, con todo respeto. Se me fue, es tan buena persona, de verdad, lo digo seriamente, Meade es una muy buena persona y también Carstens”, dijo el presidente.

Durante la conferencia de prensa matutina, expuso que entre Urzúa y Alfonso Romo, quien ayudaría en la coordinación para el funcionamiento de la banca, también había discrepancias, al igual que con German Martínez Cazares, extitular del IMSS, y con Margarita Ríos-Farjat, directora del SAT, quienes serían algunos de los personajes a los que se refirió el exsecretario de Hacienda en su carta de renuncia.

“También había discrepancias en el manejo de la Banca de Desarrollo, yo le encargué a Alfonso Romo a que ayudara en la coordinación de la Banca y no había en esto acuerdo, había diferencias notorias”, explicó.

“Hubo diferencias con Germán Martínez, quien también presentó su renuncia, y otras diferencias se tuvieron con la directora del SAT y pueden haber otras pero nada extraño, no es para rasgarse las vestiduras”.

Agregó que Urzúa le planteó renunciar el sábado para evitar un problema financiero, pero lo rechazó y pese a ello el peso se recuperó, y las finanzas públicas están ‘sanas’.

“Me dio el sábado pensando en que se podía generar un problema económico- financiero de ajustes en los mercados, le dije que no, parte del cambio es que también actuemos de otra manera, los mercados pues si son sensibles y se ponen nerviosos y buscan confianza, pero también hay inteligencia, los financieros tienen mucha información, más de lo que se imagina uno”, compartió López Obrador.

Tras refrendar el compromiso de su gobierno para cambiar la política económica del país, la cual “fue un fracaso y solo benefició a una minoría“, López Obrador indicó que no se detendrán los cambios, por lo que “es mejor acostumbrarnos y entender el contexto, las circunstancias, de cambios que se van a seguir dando”.

En ese sentido, el mandatario federal consideró que puede haber otras renuncias en su gabinete, ya que hay puntos de vista diferentes, discrepancias, “pero nada para rasgarse las vestiduras, los cambios son así”, y aunque confió en que no sean muchos los ajustes que haya, dejó en claro que “tampoco va a ser camisa de fuerza”.

| QT

CONTINÚA LEYENDO |

Renuncia de Urzúa activa “bomba” contra 4T en redes