:)

Política

Claudia Sánchez acredita con pruebas su inocencia en caso Solid Gold

El jueves se llevará a cabo la audiencia constitucional para el cambio de medida cautelar

Publicado

on

Claudia Ivonne Sánchez Mayorga, la exempleada administrativa de Solid Gold que en la PGR pretendieron utilizar como chivo expiatorio, presentó este lunes, tras una investigación, pruebas al Consejo de la Judicatura y a la Juez Luz María Ortega Tlapa para obtener un amparo, a fin de poder salir del reclusorio femenil, donde permanece recluida desde hace ocho años, sin haber recibido sentencia alguna, hasta el momento.

Este jueves se llevará a cabo la audiencia constitucional para el cambio de la medida cautelar, en la que buscará continuar su proceso en libertad, luchando con su hija, a la que no ha podido ver desde que nació.

Claudia Sánchez señaló que se están descubriendo cada día más “irregularidades”, en torno a su proceso legal, y sobre todo a la forma en la que fue detenida, pues solicitó a la juez que se requiriera documentación a diversas autoridades, sin embargo, estas se imposibilitan a brindar cualquier documento o prueba requerida.

El extitular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SIEDO), José Cuitláhuac Salinas, concluyó el encargo el 16 de noviembre del 2012, sin embargo, el abogado de oficio de Claudia informó a la juez, que él ya trabajaba en el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) cuando este mismo fue quien consignó la averiguación y resolvió la apelación en contra de ella.

Asimismo, la entonces PGR integró una averiguación en contra de este por declaraciones de testigos protegidos que lo involucraron con el Cártel de Sinaloa, así como de recibir 8 millones de dólares.

De igual manera, la exempleada administrativa de Solid Gold señaló que se solicitó a la FGR un documento con información relacionada con el avalúo y monto especifico de las cuentas bancarias, tarjetas y bienes inmuebles, del domicilio en el que fue detenida, así como un oficio que supuestamente giró la SEIDO a las autoridades norteamericanas (FBI e ICE), sin embargo, dichos documentos le fueron negados, pues la respuesta de la fiscalía fue que “no cuenta con dicha información”.

Por otra parte, la Directora Regional en Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, Teresa Ulloa, imputó falsamente que Claudia tenía cinco relojes marca Rolex, no obstante, resulta que solo tenía uno marca Citizen, otro Rado y un Mido, por lo que ya fue denunciada ante la FGR, pues además pretendió cobrar 4.2 millones de pesos y no tiene cédula profesional de ninguna profesión.

Además, le robaron en el juzgado su contrato laboral de 30 mil pesos de salario por revisar comandas y sus recibos originales de restaurantes como licenciada en administración, y no dieron vista al Ministerio Público.

Los 16 policías federales que realizaron las investigaciones para la entonces PGR, comparecieron el 29 de agosto de 2013, todos, cada uno 10 minutos exactos, sin embargo, ahora la Fiscalía le informó a la Juez que está imposibilitada a remitir lo solicitado, pues resulta, que no lleva a cabo el registro de ingreso y salida en la entonces SIEDO.

Sánchez Mayorga mencionó que la juez giró un documento a la Guardia Nacional (GN), para que informe sobre las cámaras del CEFERESO de Nayarit (de hombres), donde fue arraigada, con el fin de evidenciar el trato que recibió cuando fue aprehendida, sin embargo, la dependencia federal notificó que no tiene conocimiento alguno sobre su arraigo.

Los policías federales informaron que el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) verificó el inmueble en 2013, año de su detención, en los cuales ella supuestamente firmó como “manager” de los restaurantes. Sin embargo, luego de solicitarle los registros al INVEA, este aclaró que en marzo de ese año no hubo ninguna verificación en dicho establecimiento.

Además, Enrique Ignacio Clemente Santiago, quien firmó la investigación e imputación de “manager”, fue detenido en Tlalnepantla el 29 de noviembre de 2017 en flagrancia con un auto robado, sembrando droga y armado.

“Diversas autoridades recibieron varias solicitudes de información mediante la plataforma nacional de transparencia, pero el INAI, a sabiendas que mi INE o pasaporte originales están en poder de la FGR, me solicito acreditar mi personalidad y la de mi representante legal, por lo que el 19 de octubre se le envió toda la documentación a 42 funcionarios del INAI y es la fecha que no dan respuesta a los recursos, porque también están escondiendo la documentación o solicitando ampliación de plazos”, señaló Claudia Sánchez.

Cabe recordar que Claudia Sánchez Mayorga, tenía cinco meses de embarazo cuando fue víctima de tortura, cateo ilegal, detención y arraigo con información falsa al poder judicial, además, Teresa Ulloa culpó a la mala atención médica el que a Claudia le quitaran la matriz, que además fue sin su autorización, al grado, que le esconden su expediente médico.

Noticias en la Mira |