:)

Política

Conacyt ‘obsequia’ a Gertz Manero el nivel más alto del SNI

El reconocimiento que obtuvo el fiscal general se le otorgó tras 11 años y 4 negativas por “insuficiente producción científica”

Publicado

on

Gertz Conacyt

Alejandro Gertz Manero, actual titular de la Fiscalía General República (FGR) tardó 11 años en ingresar al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) tras haber sido rechazado en cuatro ocasiones, por considerar que tenía “insuficiente producción científica”. En abril pasado, finalmente consiguió su cometido y en el nivel más alto.

De acuerdo con una investigación de Animal Político, el hoy fiscal general solicitó desde 2010 ingresar al SNI, pero el registro le fue negado una y otra vez, entre otras cosas, por no demostrar “una productividad para la generación y transmisión de nuevos conocimientos”, algo asentado en el reglamento.

En los años posteriores y ante la negativa, Gertz Manero emprendió litigio en tribunales federales, sin embargo, en cuatro ocasiones el Conacyt refrendó su rechazo.

Ahora, el Consejo, bajo la dirección de Elena Álvarez-Buylla. le ha concedido el nombramiento como investigador nivel III, un reconocimiento que es otorgado a los científicos más prolíficos del país.

El Conacyt cuenta con un reglamento de ingreso que consta en un riguroso proceso de análisis colegiado, que se realiza a través de una comisión de 15 investigadores destacados en cada materia, no obstante, de acuerdo con el medio, el nombramiento de Gertz se realizó gracias a una interpretación jurídica “ex profeso” de una comisión con tres miembros creada únicamente para su caso.

Llama la atención que luego de 11 años y tras interponer una queja en la Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) desde abril del 2015, alegando discriminación, fuera hasta esta administración en que la que Alejandro Gertz Manero finalmente obtuviera su ingreso al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y en el más alto escalafón.

El fallo se concedió a su favor en 2020 y se pidió al Conacyt que revisara el caso por quinta vez. Finalmente Álvarez-Buylla aceptó la recomendación y concedió la incorporación.