:)

Política

Conoce la técnica con la que especialistas del IMSS atienden los problemas de cataratas

El tratamiento quirúrgico denominado facofragmentación es una de las medidas más efectivas

Publicado

on

Foto. Especial

Las cataratas constituyen un importante problema de salud pública en México y es el principal motivo de consulta en el Servicio de Oftalmología, por ello, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que dirige Zoé Robledo, aplican nuevas técnicas quirúrgicas que contribuyan a mejorar la visión de sus pacientes.

Karla Verdiguel Sotelo, oftalmóloga y encargada del Banco de Tejido Corneal de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza explicó que la catarata es una enfermedad no prevenible, no obstante, el tratamiento quirúrgico denominado facofragmentación es una de las medidas más efectivas y consiste en implantar un lente intraocular.

Esta cirugía, detalló, tiene un promedio de duración de 20 a 30 minutos y en una semana el paciente ya estará rehabilitado.

“El momento ideal para cirugía de cataratas es cuando el paciente tiene opacidad en la córnea y limitación visual que ya le genera una ceguera”, abundó.

Destacó que la catarata más frecuente es la que aparece entre los 65 y 70 años de edad; también existen las cataratas originadas por enfermedades como la miopía, diabetes mellitus, hipertensión, algún tipo de enfermedades isquémicas o el uso de esteroides.

Comentó que si el paciente tiene glaucoma, ésta puede asociarse para presentar catarata a más temprana edad e incluso hay de origen congénito y la desarrollan los bebés, aunque también a la población joven en un 15 a 20 por ciento, por secuelas secundarias a un traumatismo como golpes directos al globo ocular.

Sobre el tratamiento para este envejecimiento ocular, apuntó que “consiste en la remoción del cristalino, hoy en día tenemos técnicas innovadoras como es la facofragmentación, donde a través de una mínima incisión se hace el implante del lente intraocular”.

La especialista del IMSS explicó esta enfermedad no presenta dolor, es una baja visual lenta y progresiva, que va limitando poco a poco las actividades cotidianas del paciente. Según el tamaño y la localización de las áreas de opacidad del cristalino, una persona puede o no darse cuenta de que está desarrollando una catarata.

A medida que disminuye la agudeza visual es uno de los síntomas más claros y típicos en las personas con catarata.

Para las de mayor tamaño, la recomendación es la cirugía. DA

Publicidad
Publicidad