:)

Política

El régimen cubano retiene el 80% de pago por misiones, acusan médicos  

Los doctores exiliados aseguran que desde que son seleccionados por el Estado cubano se violan sus derechos humanos

Publicado

on

Tratados como esclavos y retención de salarios, fueron algunas denuncias que realizaron médicos cubanos enviados por La Habana a misiones a otros países y, ahora, desde el exilio llaman a naciones extranjeras a detener y no propiciar estas prácticas.

En conferencia de prensa convocada por la organización Prisioners Defenders y Agustín Antonetti, director de Latin American Watch, en la Ciudad de México, platicaron que desde que son seleccionados por el Estado cubano se violan sus derechos humanos, pues son obligados, separados de sus familias, sus documentos son retenidos, son amenazados, acosados, enclaustrados, las mujeres acosadas o violadas, y sin posibilidad de reclamo.

Relataron que en caso de desertar en los países que fueron enviados o no seguir las normas impuestas, son castigados en prisión o se les prohíbe mantener contacto con sus familiares por al menos ocho años.

Especialista en psiquiatría, el doctor Emilio Arteaga dijo era profesor en el Hospital de Ciencias Médicas en La Habana, en el Hospital Clínico Quirúrgico y una clínica universitaria.

Explicó que luego de realizar tres misiones médicas al extranjero -Bolivia del año 2008 al 2010; en Angola, de 2013 a 2015; y en 2019 África-, fue desdeñado por su Gobierno por inconformarse con los malos tratos.

“Creo que el resultado de la decisión de desertar y de irme, porque además te catalogan como desertor, que eso viene desde la métrica militar, del entorno militar, va por supuesto en la medida de que te ven como un soldado. Tú estás en un entorno como de campamento y se te dirige como si estuvieras en un campamento”, comentó.

Sostuvo que entre las reglas a seguir en otros países es evitar salir de la zona a la que fueron asignados, para no tener contacto con el exterior; es decir; ni con personas, ni para conocer el territorio para evitar que escapen o encontrar ayuda para ello.

“Las presiones psicológicas, los chantajes emocionales, la imposibilidad de relacionarte con otras personas que no sean miembros de la colaboración médica, especialmente con el personal cubano que radica ahí en esos respectivos países, donde son desplegadas las brigadas médicas cubanas. Le tienen terror a los cubanos que viven en esos países y que son libres y viven por su cuenta allá”, dijo.

“El Estado cubano se queda con alrededor del 80 por ciento y en algunos casos más por el dinero que se paga por nuestros servicios. Ya sentía que no era éticamente coherente conmigo mismo formar parte de algo que en el fondo era una trata y una esclavitud moderna, pero además que te usan desde el punto de vista política para también de alguna forma promulgar, hacer proselitismo político. Eso sinceramente a mí me asqueaba”, agregó.

Con información de Reforma | RB

RECIBE LAS NOTICIAS MÁS IMPORTANTES DEL DÍA POR WHATSAPP; MANDA LA PALABRA ‘ALTA’ AL DARLE CLIC AQUÍ