:)

Política

Exigen a AMLO dejar de minimizar venta ilegal de niñas en comunidades indígenas

En 2020, el matrimonio infantil en México pasó a 6 casos por cada mil niñas

Publicado

on

PEDRO PARDO / AFP

Políticos, periodistas, exministros, colectivos y organizaciones exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que no minimice el fenómeno de la venta ilegal de niñas, niños, adolescentes y mujeres en las comunidades indígenas, se dé protección a las víctimas y se pongan en marcha acciones para evitar más delitos como estos. 

Fue durante la mañanera del pasado 21 de mayo que el titular del Ejecutivo Federal fue cuestionado sobre la venta de niñas en comunidades indígenas, a lo que el tabasqueño pidió “no estigmatizar” a dichas comunidades pues recalcó que hacerlo es clasista y racista. 

Miren, yo lamento que esto suceda, es desde luego reprobable, nada más que no debe de estigmatizarse a las comunidades indígenas, porque en los pueblos indígenas de México hay una gran reserva de valores culturales, morales, espirituales. Esta idea de que en las comunidades indígenas suceden estas cosas y usos y costumbres y que se cometen hechos de barbarie no debe de prevalecer, porque además no corresponde a la realidad, es bastante clasista y racista esa concepción. No es un asunto generalizado”, subrayó. 

Asimismo, señaló que él vivió seis años en comunidades indígenas y es testigo de los valores que hay en los pueblos, al tiempo que añadió que este problema se da en todas las clases sociales.

Ante ello, dijo que ya se trabaja en fortalecer los valores y heredar “buenas costumbres”, pues acuñó el problema de venta de niñas y adolescentes a la desintegración familiar. 

Ola de indignación

Ante las desafortunadas declaraciones realizadas por el presidente, que se ha autonombrado el mándatario“más feminista de la historia”, el Colectivo de Mujeres 50+1 mostró su indignación y preocupación, por lo que señaló que este no es un asunto de lucha de clases y urgió a diseñar, ejecutar y supervisar programas y políticas públicas integrales que permitan erradicar cualquier acto que atente contra los derechos humanos de las niñas y adolescentes de todo el país.

Asimismo, puntualizan que tan graves son las acciones de la delincuencia organizada como las omisiones de la autoridad para combatirla y castigarla, por lo que hizo un llamado a no normalizar.

La diputada Adriana Dávila, quien también es integrante del Colectivo 50+1, precisó que “la venta de niñas, niños, mujeres o cualquier ser humano es un claro delito de trata de personas, asimismo, señaló que nada puede justificar ese “flagelo tan atroz”, por lo que es “inadmisible, aberrante e indignante” que AMLO use el discurso clasista para normalizar crímenes. 

De igual forma, criticó que el gobierno que se dice humanista no comprende la gravedad del problema y convierte al país en una fábrica de víctimas. 

Otro de los personajes en manifestarse fue el ministro en retiro José Ramón Cossío, quien recordó que la protección a la integridad de las mujeres está inscrito en la  fracción II del apartado A del artículo 2 de la Constitución Mexicana. 

La diputada Martha Tagle, quien ha manejado una agenda de género desde su escaño, ironizó que se venden niñas por “usos y costumbres” en algunos pueblos y comunidades indígenas, al tiempo que arremetió que no es un estigma sino una realidad. 

Asimismo, hizo énfasis en que es un delito que el Estado debe atender, sancionar y erradicar… y no solo a través de la promoción de “valores”.  

El reconocido comunicador Franciso Martín Moreno también aludió a la ausencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que dirige Rosario Piedra, ante los dichos de López Obrador. 

“¿Qué responde la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos ante la posición de López Obrador, cuando sostiene que la venta de niñas en matrimonio es una práctica que se da en todas las clases sociales por lo que no se debe estigmatizar a las comunidades indígenas..?”, escribió. 

Otro personaje que fustigó las declaraciones del mandatario fue el candidato a diputado al Congreso de la CDMX, Fernando Belaunzarán, quien tachó de “lo peor” el ninguneo que hizo López Obrador al problema social. 

El periodista Ricardo Alemán señaló que “Ya entendieron por qué razón el gusto de @lopezobrador_  por besuquear niñas?”

Por su parte, la organización “Yo quiero, Yo puedo” subrayó que el matrimonio infantil en México es una realidad y decenas de niñas son vendidas en matrimonio en las comunidades de Matlatónoc, Guerrero. 

En tanto que la Red de los Derechos de la Infancia en México llamó al Estado a defender los derechos de las niñas, niños y adolescentes. 

Destacó que no sólo pasa en la montaña alta de Guerrero, sino en Chiapas, Estado de México y Oaxaca, y urgió recordar que los usos y costumbres de los pueblos originarios no pueden estar por encima de los derechos humanos.

Otros datos 

De acuerdo con cifras contempladas en el “Estado Mundial de la Población 2020”, elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el matrimonio infantil afecta a 4.45% de los adolescentes entre los 12 y 17 años en el mundo. 

A nivel nacional, más del 25% de las mujeres entra en matrimonio infantil entre los 12 y 17 años, según estimaciones del representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en México, Arie Hokman. 

LEER MÁS: “No quiero que me vendas”: el drama del comercio de niñas indígenas en México

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indicó que el matrimonio infantil se incrementó en México en 2020 al pasar de 5 a 6 casos por cada mil niñas de 12 a 14 años. 

No obstante, el panorama es peor en las comunidades indígenas, en donde se duplican a 12 los casos por cada mil niñas. 

Uno de los estados más afectados por este delito es Guerrero, en donde el matrimonio infantil persiste en 66 pueblos y en donde la ONG Tlachinollan ha documentad que las familias reciben desde 2 mil hasta 18 mil dólares por la venta de una niña o adolescente de entre 9 y 17 años. 

AT